El Pacto de Toledo vuelve a indexar las pensiones al IPC tras siete años

Madrid, 26 sep (EFE).- La Comisión del Pacto de Toledo ha cerrado hoy un acuerdo mayoritario para que las pensiones vuelvan a estar indexadas a la inflación tras siete años en los que el coste de la vida no se ha tenido en cuenta para revalorizar las pensiones,

PSOE, PP, Unidos Podemos, Ciudadanos, PNV, PDeCAT y Compromís han acordado hoy cerrar por fin la recomendación segunda del Pacto de Toledo que insta a subir las pensiones en base al IPC “real” y deja claro que el vigente índice de revalorización ligado al 0,25 % cuando el sistema de la Seguridad Social está en déficit “no goza de suficiente consenso político y social”.

Aunque el acuerdo es prácticamente unánime, ERC está analizando el documento ante las dudas de que no garantice realmente la ganancia de poder adquisitivo y aboga porque la redacción fije una actualización con el IPC anual, revisable y ajustada a final de año.

La nueva recomendación, que pide recuperar el consenso de la que se firmó en 2011, cierra la puerta a que gobiernos futuros puedan establecer de forma unilateral otro mecanismo de revalorización diferente al IPC, ya que señala que cualquier debate o consulta debe ser en el marco del Pacto de Toledo.

“La comisión considera que el desarrollo de lo establecido en esta recomendación deberá ser consultado y debatido en el seno de esta comisión”, incide.

Añade que “la revalorización debe ser diferenciada de cualquier otra acción de mejora encaminada no a conservar, sino -cuando lo permita la situación económica y con la oportuna cobertura legal- a aumentar dicho poder adquisitivo”.

Este acuerdo se produce tras siete años en los que no ha habido ganancia de poder adquisitivo, ya que en 2011 el Gobierno del PSOE congeló las pensiones y a partir de 2014 el Gobierno del PP empezó a aplicar el mecanismo del 0,25 %.

Otro de los puntos que añade el acuerdo, que aún debe ser firmado, es la defensa del mantenimiento del poder adquisitivo, su garantía por Ley y su preservación mediante la adopción de medidas encaminadas a asegurar el equilibrio no sólo financiero sino también “social” del sistema.

Después de más de dos años de debates y tras encallar en varias ocasiones precisamente ante la recomendación segunda, que impedía avanzar en otros puntos, la mayoría de los portavoces han valorado este consenso, en el que ha habido cesiones de todas las partes.

Los sindicatos han elogiado que el alza sea con el IPC y no se tenga en cuenta ningún otro parámetro y piden verlo en una Ley y en BOE.

La portavoz del PSOE Mercé Perea ha dicho que ha sido un “logro colectivo” y ha puesto el énfasis a partir de ahora en tres puntos: mejorar las pensiones de las mujeres, de los jóvenes (para que tengan carreras de cotización más largas) y las de los discapacitados.

Las diputadas de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea Yolanda Díaz y Aina Vidal han celebrado que la lucha de los pensionistas haya obligado al PP, a Cs y al PDeCAT a dar un giro de 180 grados.

Desde Ciudadanos Sergio del Campo ha incidido en que el IPC debe marcar la pérdida o ganancia del poder adquisitivo y ser “eje central” y el portavoz del PP Gerardo Camps ha advertido de que quizá haya que modificar la primera recomendación -relativa a las fuentes de financiación del sistema- ya que la indexación de las pensiones al IPC debe garantizar que el sistema es sostenible y suficiente.

En el mismo sentido, se ha pronunciado el portavoz del PDeCAT Carles Campuzano, que ha calificado el acuerdo de “mínimos” y ha avisado de que “no habrá suficientes pensiones si no hay equilibrio” al tiempo que ha recordado la importancia que debe tener el Diálogo Social.

Y es que las recomendaciones del Pacto de Toledo no son vinculantes y una vez aprobadas en el Pleno del Congreso el Gobierno es quien debe articularlas.

Así lo ha puntualizado también el diputado del PNV Iñigo Barandiarán al aseverar que “no son actos legislativos”, pese a que ha elogiado que este acuerdo da pie a continuar los trabajos con otro espíritu.

Ignasi Candela, de Compromìs, cree que el acuerdo sirve para reivindicar la política y el parlamentarismo en tiempos “turbulentos” y mientras el diputado de ERC Jordi Salvador ha insistido en que no se desmarca del acuerdo pero que éste debe dejar claro que otras subidas por encima del IPC se financien con aportaciones del Estado y no con préstamos.

La recomendación pactada hoy dice que dichos incrementos podrían sufragarse con cargo “a otros recursos financieros”.

En varias ocasiones la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, ha reiterado que los Presupuestos de 2018 ya garantizan que las pensiones subirán con la inflación tanto este año como en el 2019 y que aparte del alza del 1,6 %, este año se pagará la diferencia según acabe el IPC.

Por otra parte, el secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, ha dicho hoy que vincular la revalorización de las pensiones a un único indicador “causa siempre efectos perversos”, aunque posteriormente ha defendido la revalorización de las pensiones según el IPC y ha considerado que el sistema debe blindar el poder adquisitivo para toda la vida de los pensionistas.

Acerca de ProfesionalesHoy 22072 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy