El Gobierno italiano acuerda elevar el déficit de 2019 al 2,4 % del PIB

Roma, 27 sep (EFE).- El Gobierno italiano ha acordado elevar hasta el 2,4 % del PIB el objetivo de déficit para 2019, tal como exigían los dos socios de la coalición, la Liga y especialmente el Movimiento Cinco Estrellas, informó un portavoz del Ejecutivo.

“Acuerdo alcanzado con todo el Gobierno sobre el 2,4 %. Estamos satisfechos. Son las cuentas del cambio”, señaló el portavoz citando a los dos vicepresidentes del Gobierno, Luigi Di Maio, líder del antisistema M5E, y Matteo Salvini, de la ultraderechista Liga.

Según las fuentes, el ministro de Economía, el independiente Giovanni Tria, que hasta hoy insistía en mantener el techo en el 1,6 %, ha aceptado el cambio, en la reunión celebrada esta tarde entre los principales responsables del ejecutivo para fijar el llamado Documento de Economía y Finanzas (DEF).

Los analistas esperan la reacción de los mercados a estos planes de elevación de gastos de un país con una elevada deuda pública que supera el 130 % del producto interior bruto (PIB).

El anterior Gobierno del PD (centroizquierda) ya dejó redactado en abril de este año este plan macroeconómico, con los objetivos de crecimiento y déficit para el próximo trienio, pero la actual coalición populista, y especialmente el M5S, llegó al poder con promesas electorales que exigían aumentar el gasto.

“Hoy es un día histórico. Hoy ha cambiado Italia”, escribió el líder del M5E y ministro de Trabajo y Desarrollo Económico, Di Maio, en su cuenta de Facebook.

“Por primera vez, el Estado está de parte de los ciudadanos. Por primera vez no quita, sino que da. Los últimos son finalmente los primeros porque hemos sacrificado los privilegios y los intereses de los potentados. Estoy feliz. Juntos hemos demostrado que cambiar el país se puede y que hay dinero”, añadió.

Para el político antisistema, cuyo partido fue el más votado en las elecciones de marzo, “hemos traído a casa las cuentas del pueblo, que por primera vez en la historia de este país elimina la pobreza gracias al ingreso básico, para el cuál hay 10.000 millones (de euros), y relanza el mercado del trabajo”.

El acuerdo para elevar el techo de déficit se alcanzó durante una larga reunión de varias horas hoy entre los dos vicepresidentes, el primer ministro, Giuseppe Conte, y el titular de Economía, Tria.

La reunión estuvo precedida por fuertes tensiones en el seno del Ejecutivo por las presiones de ambos líderes euroescépticos sobre Tria, para aumentar ese techo de déficit hasta el 2,4 % y poder así aplicar las promesas electorales.

El ministro de Economía abogaba por un fuerte control del déficit en el 1,6 % del PIB, tal como lo estimó el anterior Ejecutivo del Partido Demócrata (PD, centroizquierda) para evitar el aumento de la deuda pública italiana.

Incluso se había especulado con su posible dimisión en caso de no soportar las presiones y perder el pulso.

Antes de la reunión, Di Maio dejó claras sus líneas rojas: “no retrocederemos ni un milímetro sobre el ingreso básico universal… será un presupuesto valiente para la gente”.

En la misma línea, Salvini apoyó superar el 2 % porque “el derecho al trabajo, a la felicidad de millones de ciudadanos merece unos pocos números”.

El M5S prometió en campaña electoral un subsidio para los parados de 780 euros, la Liga apostó por una drástica bajada de impuestos, con una tasa única para todas las rentas del 15 %, y ambas formaciones defendieron reformar el sistema de pensiones para bajar la edad de jubilación, entre otros compromisos.

Acerca de ProfesionalesHoy 22052 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy