Trudeau y los sindicatos alaban el acuerdo comercial, criticado por el sector lácteo

Toronto (Canadá), 1 oct (EFE).- El Gobierno canadiense y los principales sindicatos de Canadá aplaudieron hoy el nuevo acuerdo con EE.UU. y México para renovar el Tratado de Libre Comercio de América Norte (TLCAN), mientras que los productores lácteos y políticos de Quebec criticaron los detalles del pacto.

En una rueda de prensa en Ottawa, el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, consideró que el nuevo arreglo, bautizado como Acuerdo EE.UU.-México-Canadá (USMCA, en sus siglas en inglés), es “bueno” para su país.

Trudeau, que compareció junto con la ministra de Exteriores canadiense, Chrystia Freeland, quien ha llevado el peso de las negociaciones, afirmó que se ha logrado que el nuevo acuerdo contenga todos los elementos claves que Ottawa quería, ya que ha conservado las partes principales del TLCAN.

“Espero firmar este acuerdo con los presidentes Trump y Peña Nieto”, dijo sonriente Trudeau, en alusión al mandatario estadounidense, Donald Trump, y al mexicano, Enrique Peña Nieto.

Los detalles del texto dado a conocer revelan que EE.UU. ha aceptado mantener el disputado capítulo 19 del TLCAN en el nuevo acuerdo; una cláusula que regula la resolución de disputas entre los tres países, y que Trump quería eliminar por considerar una afrenta a la soberanía estadounidense.

Canadá también ha conseguido eliminar el capítulo 11, uno de los más controvertidos del TLCAN desde su firma, y que permite a empresas presentar demandas contra los Gobiernos de los tres países.

El izquierdista Consejo de los Canadienses, una de las organizaciones de la sociedad civil más críticas con el TLCAN, destacó en un comunicado que la desaparición del capítulo 11 en el USMCA es una “gran victoria”.

“Como siempre, deberíamos seguir vigilando el resto del acuerdo porque ha sido creado para eliminar normas y ayudar a las grandes empresas”, indicó la presidenta de la organización, Maude Barlow.

Uno de los principales sindicatos canadienses, Unifor, consideró que el acuerdo contiene avances positivos para el sector del automóvil del país.

“Este marco produce significantes mejoras en el sector del automóvil”, dijo en un comunicado el presidente de Unifor, Jerry Dias.

“Unifor solicitó más normas de origen y umbrales salariales más elevados en México para reequilibrar la fabricación de automóviles y detener el éxodo de buenos empleos de Canadá, así que estamos satisfechos al ver esos problemas reflejados”, añadió Dias.

Freeland destacó hoy durante la rueda de prensa con Trudeau que el pacto también garantiza que Washington no impondrá aranceles a las exportaciones de automóviles y componentes en el futuro, algo con lo que Trump también ha amenazado.

“Este es un buen acuerdo para centenares de miles de trabajadores. Mejora los salarios y derechos de los trabajadores mexicanos. Y es justo para los trabajadores del automóvil en ciudades como Windsor y Oshawa (los dos centros de producción de automóviles de Canadá)”, subrayó Freeland.

El acuerdo aumenta del 62,5 % al 75 % el porcentaje de los componentes de automóviles que tienen que ser producidos en Norteamérica para evitar que los vehículos sean penalizados con aranceles.

Además, garantiza que EE.UU. no impondrá aranceles a los vehículos y componentes producidos en Canadá y México a menos que superen determinados niveles, y que entre el 40 y el 45 % de los componentes tienen que ser producidos por trabajadores que ganen al menos 16 dólares por hora.

La mayor concesión de Canadá, además del cambio del nombre de TLCAN a USMCA, es la apertura del país a los productos lácteos procedentes de EE.UU.

Canadá mantiene desde hace décadas un sistema de gestión de la oferta para evitar que el sector lácteo, especialmente importante en Quebec, quede destruido por la llegada masiva de productos procedentes del extranjero.

El acuerdo abre el mercado canadiense, pero Trudeau adelantó que los productores locales, los que más están criticando el resultado de las negociaciones entre Ottawa y Washington, serán compensados por sus pérdidas.

A pesar de ello, los principales políticos quebequeses, que se juegan su futuro durante los próximos cuatro años en las elecciones provinciales de Quebec, que se celebran hoy, han expresado su oposición al acuerdo por las concesiones realizada en el sector lácteo.

Acerca de ProfesionalesHoy 22026 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy