Di Maio dice que el Gobierno italiano valora bajar el déficit en 2020 y 2021

Roma, 3 oct (EFE).- El ministro de Desarrollo Económico de Italia, Luigi Di Maio, reconoció hoy que el Gobierno italiano valora bajar sus objetivos de déficit para 2020 y 2021, que había fijado inicialmente en el 2,4 % del producto interior bruto (PIB).

El Ejecutivo italiano, formado por el antisistema Movimiento Cinco Estrellas (M5S) y la ultraderechista Liga, firmó el pasado 27 de septiembre el cuadro macroeconómico para el próximo trienio y fijó sus previsiones de déficit en el 2,4 % tanto para 2019 como para 2020 y 2021.

“La cifra del déficit del 2,4 % del PIB se mantiene para 2019”, dijo hoy Di Maio a los medios, aunque reconoció que para el 2020 y el 2021 el Ejecutivo estudia rebajar las previsiones del déficit con incentivos al crecimiento y recortes en los gastos.

El documento que firmó el Gobierno el 27 de septiembre tiene aún que ser debatido y aprobado por el Parlamento italiano y por ello no se ha publicado y se desconoce su contenido.

Hasta que llegue al Parlamento, para lo que no hay fecha prevista, puede sufrir modificaciones y de hecho en las últimas horas la administración que preside el jurista Giuseppe Conte ha mantenido varias reuniones.

Di Maio, quien es también vicepresidente de Italia, afirmó el martes que el Gobierno no se movería “ni un centímetro” en sus previsiones de déficit a pesar de las preocupaciones mostradas por las instituciones europeas.

Y es que el déficit del 2,4 % del PIB para los próximos tres años está muy por encima de lo pactado en abril con la Comisión Europea, cuando el anterior Gobierno del Partido Demócrata (PD, centroizquierda) fijó estas estimaciones de déficit en el 0,8 % en 2019 y en 2020, y en el 0,2 %, en 2021.

Pero lo cierto es que las dos formaciones valoran la manera de corregir estas previsiones de déficit y, según los medios italianos, podrían ser del 2,2 % en 2020 y del 2 % en 2021.

La reacción de los mercados a una posible rectificación del M5S y la Liga es positiva y este miércoles la Bolsa de Milán sube un 0,52 % tres horas después de la apertura.

La prima de riesgo, que mide el diferencial entre el bono italiano a diez años y el alemán del mismo plazo, se sitúa en los 295 puntos básicos, mientras que ayer superó en dos ocasiones la barrera psicológica de los 300, marcando un nuevo máximo desde mayo, cuando se vivió un periodo de inestabilidad producido por los problemas para formar Gobierno.

La rentabilidad del bono a diez años está en el 3,4 %.

El ministro de Economía, Giovanni Tria, que no quería subir las previsiones de déficit para 2019 por encima del 1,6 % y finalmente cedió a las presiones, reiteró hoy en una intervención en la sede de la patronal italiana que el país tiene que “bajar paulatinamente el déficit respecto al PIB”.

Para Tria, es fundamental que Italia se muestre atractiva para que incentive de nuevo las inversiones públicas y privadas, y que estas “regresen a los niveles previos a la crisis”.

Acerca de ProfesionalesHoy 22052 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy