España coloca 2.667 millones en letras y cobra menos por las de nueve meses

Madrid, 16 oct (EFE).- El Tesoro público español ha colocado hoy 2.667 millones de euros en letras a tres y nueve meses, con unos intereses menos negativos en las de nueve meses, es decir, que cobra menos a los inversores que las compren.

Según los datos de mercado recogidos por Efe, la mayor parte del volumen de deuda emitido hoy, 2.390 millones de euros, ha salido en forma de letras a nueve meses, con unos intereses negativos del -0,307 %, frente al -0,386 % de la subasta anterior, celebrada el 18 de septiembre.

El resto, 277 millones de euros, han sido letras a tres meses, con un rendimiento del -0,636 %, algo más negativo que el -0,486 % previo.

Esta es la primera vez que España sale al mercado desde que el Gobierno rebajara en una décima sus previsiones de crecimiento económico para 2018 y para 2019 y las dejara en el 2,6 % y en el 2,3 %, respectivamente, en el marco del plan presupuestario enviado a Bruselas, aunque mantuvo el compromiso de déficit acordado con los organismos europeos.

Por su parte, el ejecutivo italiano aprobó finalmente anoche sus Presupuestos Generales para 2019 que contemplan una amnistía fiscal, la reforma del sistema de pensiones y menos fondos para inmigración, y hoy los envía a Bruselas.

Para el analista de XTB Javier Urones «estas cifras pueden resultar engañosas si nos quedamos tan sólo en las rentabilidades y no prestamos atención al nominal adjudicado, que en el caso de las letras a tres meses es de tan solo 277 millones de euros de la totalidad de 2.667 millones adjudicados».

De esta forma, explica, «el Tesoro continúa viendo incrementados los intereses exigidos a nuestra deuda a medida que las turbulencias en las bolsas continúan y se acerca el fin del programa de compras del BCE».

A pesar de ese pequeño incremento, los inversores han mostrado de nuevo su apetito por la deuda española, especialmente por la de mayor plazo, lo que según los expertos consultados es señal de su confianza en la evolución de la economía, aunque esto es más evidente en las subastas de bonos y obligaciones.

En concreto, los inversores se mostraron dispuestos a comprar 8.368 millones entre ambas denominaciones, algo más del triple que los 2.667 millones que finalmente obtuvieron y que se situaron en la zona intermedia de las previsiones de emisión anunciadas ayer por el Tesoro.

Mientras tanto, la prima de riesgo española continuaba perdiendo gas y caía a 116 puntos, uno menos que en la apertura y dos menos que ayer, después de varias jornadas de tensión, en reflejo de la preocupación del mercado por la decisión del Gobierno italiano de revisar al alza sus presupuestos en contra de las recomendaciones de Bruselas.

Pero estas no han sido las únicas preocupaciones de los inversores, que también han estado muy pendientes de la guerra comercial entre China y EEUU -uno de los asuntos centrales de la reciente asamblea del FMI celebrada en Bali- y de las consecuencias que tendrá la salida británica de la UE, el «brexit».

La siguiente subasta que celebra el Tesoro tendrá lugar el jueves y en ella se venderán títulos con un mayor plazo de amortización, entre ellos bonos a cinco años y obligaciones a diez.

Acerca de ProfesionalesHoy 27961 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy