La digitalización llega al sector dental: escáner intraoral iTero

La digitalización llega al sector dental: escáner intraoral iTero

La digitalización no solo ha revolucionado sectores como la industria, la comunicación o los recursos humanos. También está conquistando campos a priori menos innovadores como es el dental, que también ha sucumbido a los encantos de la tecnología.

Es el caso de la Clínica Curull, uno de los centros dentales pioneros en España que ha incorporado la digitalización en sus dinámicas. “Tras el éxito del Análisis Digital de la Sonrisa, y del escáner extraoral (radiología 3D), hemos decidido incorporar el escáner intraoral iTero, que supone la digitalización total de los tratamientos odontológicos avanzados”, explica la Dra. Conchita Curull, directora médica de la clínica. Se trata de un innovador procedimiento que permite obtener de manera rápida y fácil impresiones digitales 2D y 3D con colores exactos de los dientes de los pacientes.

Ventajas frente a la toma de impresiones tradicional
Esta nueva tecnología ofrece multitud de ventajas frente a la toma de impresiones tradicionales para el paciente:

  • Mejora notablemente la experiencia del cliente. “Para algunos pacientes propensos a tener náuseas, con riesgo de pérdida de piezas dentales o prótesis, las impresiones con moldes de silicona y yeso pueden ser muy desagradables o no ser recomendables”, señala la doctora. “Con un escáner intraoral, la experiencia es mucho más cómoda, ya que durante todo el procedimiento pueden respirar y tragar como de costumbre, además de ser mucho más rápida: un escáner completo se puede realizar en tan solo 60 segundos”, añade.
  • Permite mostrar a los pacientes qué tratamiento necesitan. Gracias a la digitalización, es posible no solo decirles a los pacientes qué les conviene sino también permite que lo vean a través de la pantalla, donde aparecen los movimientos en los dientes y los cambios que van a percibir con el tratamiento.
  • Es más eficaz. Con esta nueva tecnología también se ha ganado agilidad y rapidez. Con el método tradicional se deben enviar las impresiones físicas por correo al laboratorio antes de fabricar cualquier aparato. Además de tardar un cierto tiempo en llegar a su destino, las impresiones también requieren tiempo administrativo a la hora de empaquetarlas, así como tener que organizar una recogida a través de mensajería. Los escaneos se envían instantáneamente al laboratorio dental a través del escáner iTero. “Ya no necesitamos dedicar tiempo a cumplimentar papeleo y a programar recogidas de datos, de forma que tenemos más tiempo para estar con nuestros pacientes. Como los técnicos reciben el escaneo más rápidamente, el trabajo protésico estará disponible en cuestión de días en lugar de semanas”, afirma Conchita Curull.
  • Conlleva menos rechazos y mayor ajuste. Las impresiones obtenidas con el método tradicional pueden tener pequeñas imperfecciones que hagan que las prótesis encajen mal y ahora, con la digitalización, estos desajustes se han solucionado. “La precisión del método tradicional, para nuestro alto grado de exigencia, no es suficiente, lo que provoca en muchos casos la necesidad de repetir las impresiones. Ahora, gracias a la tecnología, los resultados son mucho más exactos”, aclara la doctora.

Gracias a este innovador procedimiento, ahora en la Clínica Curull es posible hacerse una impresión bucal de manera rápida, cómoda y eficaz.

Esta noticia ha sido publicada a través del servicio de información que Comunicae presta a Profesionales Hoy. Si usted representa a una empresa y desea beneficiarse de las ventajas de este servicio acceda al servicio de Notas de prensa de Comunicae.