Francia no prevé un parón de los intercambios si hay un “brexit” sin acuerdo

París, 23 oct (EFE).- Francia ha alertado a sus empresas de que tienen que prepararse para cualquier escenario de “brexit” y de que la falta de acuerdo tendrá costos “significativos”, aunque no contempla que interrumpir sus intercambios con el Reino Unido.

“No contemplamos una interrupción del comercio”, señalaron hoy fuentes del Ministerio de Economía, que dijeron que se están tomando medidas para impedir colapsos en los puertos que conectan con el Reino Unido y en el eurotúnel, con la contratación de 700 agentes de aduanas y el despliegue de más personal de control sanitario.

El Gobierno francés se declara “listo para hacer fluida la circulación por vía marítima y terrestre”, aunque no puede garantizar que no se formen colas de camiones en los puertos el 30 de marzo de 2019.

Y es que “potencialmente” el costo de una salida del Reino Unido sin acuerdo de separación “será significativo”, subrayaron las fuentes, coincidiendo con la sexta reunión preparatoria del “brexit” con organizaciones patronales y federaciones de empresas que tienen actividad con el Reino Unido.

El principal mensaje de las autoridades francesas en ese foro es que cada compañía debe hacer ya el diagnóstico de las posibles consecuencias de los dos grandes escenarios de salida: con acuerdo y un periodo de transición de 21 meses, hasta diciembre de 2020; y sin acuerdo y con salida abrupta en marzo de 2019.

Alrededor de 30.000 de las 125.000 empresas exportadoras que hay en Francia venden en el Reino Unido, aunque para la inmensa mayoría ese mercado no figura entre los primeros en volumen de intercambio.

Hasta ahora no se han sentido modificaciones en los flujos de aprovisionamiento de las empresas que hacen compras en el Reino Unido, pero de cara el futuro el Ministerio de Economía aconseja un análisis “racional”, teniendo en cuenta los impactos del “brexit” para que cada empresa decida si mantiene esas relaciones.

Por ejemplo, en un documento se les recuerda que las entidades británicas perderán después de marzo de 2019 el “pasaporte financiero” europeo que les permite ofrecer servicios en el interior de la UE, de forma que no se podrán establecer nuevos contratos.

Por eso se propone, como medida de anticipación, solicitar la transferencia de contratos financieros a entidades domiciliadas en la Unión Europea.

El Gobierno francés no ha hecho nuevas estimaciones sobre el impacto macroeconómico del “brexit” más allá del ya conocido de que la UE podría perder del 0,3 al 0,5 % de su producto interior bruto (PIB) en un horizonte de 30 años, y de que el Reino Unido sufrirá una caída mayor.

Sobre la marcha de las negociaciones entre Bruselas y Londres, la evaluación de París es que “las cosas han avanzado positivamente, pero no lo suficiente”, y que el principal obstáculo es la forma de garantizar que no se restablezca una frontera dura entre la República de Irlanda y el territorio británico de Irlanda del Norte.

Acerca de ProfesionalesHoy 22624 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy