El BCE señala que los principales riesgos para los bancos de la eurozona son de crédito y gestión

Fráncfort (Alemania), 30 oct (EFE).- El Banco Central Europeo (BCE) considera que los principales riesgos para los bancos de la zona del euro en 2019 son de crédito, gestión de riesgos y las actividades que entrañan múltiples dimensiones del riesgo.

El BCE informó hoy de que estas áreas prioritarias de supervisión son en gran parte las mismas que estableció en 2018, a excepción de los modelos de negocio, puesto que las principales actividades supervisoras en esta área ya han concluido.

Los modelos de negocio seguirán supervisándose como parte de la supervisión diaria de los equipos conjuntos de supervisión, por ejemplo, en el contexto del proceso de revisión y evaluación supervisora.

Además, según el BCE, existen otros factores de riesgo para los bancos: las incertidumbres geopolíticas, entre ellas el «brexit», el volumen de préstamos dudosos y la posibilidad de que aumente en el futuro la ciberdelincuencia y los fallos de los sistemas informáticos.

La posible revaluación de los riesgos en los mercados financieros y el entorno de bajos tipos de interés también son un riesgo para los bancos.

El BCE también tendrá en cuenta en la supervisión bancaria la reacción de las entidades de crédito a la regulación nueva y existente.

Asimismo, las condiciones económicas y fiscales de la zona del euro pueden generar problemas para los bancos.

El BCE identifica otros riesgos como la conducta indebida, la evolución de los mercados inmobiliarios, el entorno operativo, la competencia de entidades no bancarias y los riesgos climáticos.

«El riesgo de crédito seguirá siendo una prioridad supervisora importante en 2019», porque pese a que se han reducido el volumen de préstamos dudosos en la zona del euro, «su nivel agregado sigue siendo actualmente elevado en comparación con los estándares internacionales», según el BCE.

La entidad monetaria evaluará la calidad de los criterios de concesión de crédito aplicados por los bancos, con especial atención a los préstamos nuevos y podría imponerles medidas concretas.

Asimismo, el BCE examinará la calidad de las exposiciones a determinadas clases de activos mediante inspecciones in situ referidas a áreas específicas, como los sectores inmobiliario comercial y residencial y la financiación apalancada.

La revisión específica de modelos internos continuará en 2019 con el objetivo de reducir la variabilidad no justificada de los activos ponderados por riesgo y confirmar la adecuación de los modelos internos que utilizan las entidades

El BCE prevé continuar durante 2019 sus investigaciones in situ de modelos internos, centrándose en los modelos utilizados para evaluar el riesgo de crédito de las exposiciones a medianas y grandes empresas y entidades así como a la financiación especializada.

El BCE también quiere actualizar su guía sobre modelos internos.

Al igual que en 2017, la prueba de resistencia anual supervisora de 2019 estará dirigida a evaluar la resistencia de los bancos frente a perturbaciones de liquidez.

El BCE recomienda a los bancos que han de estar preparados para cualquier contingencia en el «brexit» y deben completar sus preparativos.

Acerca de ProfesionalesHoy 26563 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy