El Gobierno aprobará mañana que la banca pague el impuesto hipotecario

Madrid, 7 nov (EFE).- El Gobierno aprobará mañana en el Consejo de Ministros un real decreto para asegurar que sean los bancos, y no los clientes, los que asuman el impuesto de actos jurídicos documentados (AJD) de las hipotecas, ha adelantado hoy el presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez.

El anuncio se producía pocas horas después de que el pleno de la sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo decidiera, en un agrio debate y por 15 votos contra 13, que la tasa debía asumirla el cliente y no las entidades financieras, en contra de lo determinado en tres sentencias de mediados de octubre.

El sector, sin embargo, ha asistido impertérrito a la noticia y ha liderado el rebote del IBEX 35, que ha firmado al cierre su mayor subida desde abril, un 1,99 %, con todos los valores bancarios en verde; en total, las entidades cotizadas -tanto en el IBEX como en el mercado continuo- han ganado esta jornada 3.737 millones en la Bolsa española.

En rueda de prensa, Sánchez adelantaba esta mañana la aprobación de un real decreto para que “nunca más los españoles paguen este impuesto”, escasos minutos después de que el presidente del Supremo, Carlos Lesmes, hubiera animado a una reforma de la ley hipotecaria, a la que ha achacado falta de claridad.

No se trata, ha explicado Pedro Sánchez, de eliminar el impuesto, ya que al tratarse de un gravamen transferido a las comunidades autónomas son estas las que deben abordarlo, sino que la intención es atribuir los actos jurídicos documentados al sector bancario por medio de un cambio que entrará en vigor a partir de su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

La norma, que afectará al artículo 29 de la Ley del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y AJD, seguirá un cauce independiente respecto a la nueva Ley Hipotecaria, redactada conforme a la directiva europea durante el mandato del PP y que será tramitada por el Ejecutivo socialista tras casi dos años de retraso.

La voluntad del Gobierno, ha insistido, es garantizar la seguridad jurídica “en pos de la ciudadanía”, motivo por el que ha destacado su compromiso por “garantizar un escenario previsible y estable del interés de todos los operadores implicados”, y ha anticipado la creación de una autoridad independiente que vele por los derechos de los clientes.

Tras una reunión con la vicepresidenta Carmen Calvo y los ministros de Economía, Hacienda y Fomento, Sánchez ha señalado que si “ayer habló el poder judicial”, “hoy y mañana” lo hará el Ejecutivo.

Y es que si bien Moncloa “respeta la labor y la independencia” de la magistratura, ha lamentado la situación generada por la rectificación del Supremo, al no ser positiva ni para la banca, ni para los jueces ni para los ciudadanos.

Además se ha dirigido a Unidos Podemos, que ha convocado una manifestación ante el alto tribunal el próximo sábado, y ha recordado que aunque cada partido es libre de hacer su oposición como considere.

Sobre la posibilidad de los hipotecados de reclamar la responsabilidad patrimonial del Estado para recuperar el dinero pagado en el pasado por este concepto, Sánchez ha concluido que desconoce “si tienen capacidad o no” al tratarse de un tema fuera de su competencia.

Para asociaciones de consumidores como Adicae, es una “victoria que se haya escuchado el clamor social de millones de hipotecados”, y mientras algunos despachos de abogados “aplauden” al Gobierno por la medida, expertos como los del portal Idealista.com creen que “no parece muy razonable que se meta a enmendar decisiones judiciales”.

Antes de la comparecencia de Sánchez, Ciudadanos ya abogaba por que fuera la banca la que asumiera el gravamen, y pedía unidad política para cambiar la legislación con un “acuerdo inmediato”.

Tras el discurso, el líder del PP, Pablo Casado, partidario de una “revolución fiscal” para reducir y suprimir impuestos, entre ellos el de las hipotecas, ha instado al Gobierno a que no engañe a los españoles con su promesa.

Y el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha reclamado que las entidades “paguen lo que deben” de forma retroactiva, mientras el coordinador federal de IU, Alberto Garzón, ha dicho que el anuncio no evitará que se repercutan los costes a las “familias trabajadoras”.

En clave económica, Sánchez también ha defendido los Presupuestos de 2019, “progresistas, cargados de sentido común” y “europeístas”, y ha confirmado que mantiene un calendario que prevé la aprobación y la presentación de las cuentas el mes que viene.

Acerca de ProfesionalesHoy 22567 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy