Bruselas pide abrir un procedimiento de déficit excesivo a Italia

Bruselas, 21 nov (EFE).- La Comisión Europea (CE) volvió a rechazar hoy el proyecto presupuestario de Italia para 2019 y propuso abrir un procedimiento de déficit excesivo al país por su elevada deuda pública, una medida que si se materializa podría dar lugar, en última instancia, a sanciones.

El Ejecutivo comunitario recordó que en julio el Consejo de la Unión Europea (los países) pidió a Roma reducir su déficit estructural en un 0,6 % del PIB durante 2019 y señaló que, sin embargo, con el segundo plan presupuestario italiano enviado a Bruselas ese indicador crecería en torno a un 1 % del PIB.

«Estos números hablan por sí mismos. Así que, con pesar, hoy confirmamos nuestra evaluación de que el borrador del plan presupuestario de Italia supone un incumplimiento particularmente grave de las recomendaciones del Consejo», dijo el vicepresidente de la CE para el Euro, Valdis Dombrovskis, durante una rueda de prensa en la que se presentó la opinión de Bruselas sobre las cuentas.

Añadió que «como consecuencia», se ha reexaminado el cumplimiento de Italia con los criterios de reducción de la deuda pública, que en ese país supera el 131 % del PIB, una de las más elevadas de los Veintiocho, y que de acuerdo con el Ejecutivo comunitario apenas variará los próximos dos años.

El político letón indicó que se debería considerar que Italia no cumple con los requisitos de reducción de la deuda pública.

«Por tanto, concluimos que la apertura de un procedimiento de déficit excesivo por la deuda está justificado», declaró.

En última instancia, ese proceso podría suponer sanciones de entre el 0,2 % y el 0,5 % del PIB italiano (entre 3.450 millones y 8.625 millones de euros, aproximadamente).

Sin embargo, la CE no puede pedir la apertura formal del procedimiento hasta recibir el respaldo del Consejo (los países), algo con lo que hasta ahora ha contado en el caso italiano.

De hecho, el comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, subrayó que la decisión de hoy no se traduce en una apertura automática e inmediata del proceso.

«Esto no es todavía la apertura de un procedimiento por déficit excesivo. Ahora corresponde a los Estados miembros dar su punto de vista sobre nuestro informe dentro de dos semanas», precisó el político francés.

Añadió que si los países están de acuerdo con la Comisión, algo que consideró «más que lógico», entonces el Ejecutivo comunitario tendrá que preparar el proceso de déficit excesivo y nuevas recomendaciones para que Italia corrija las trayectorias de su deuda y déficit.

Si finalmente los países dan luz verde a la apertura del procedimiento por déficit, Bruselas daría entonces a Roma un plazo de entre tres y seis meses para tomar medidas correctivas.

Pese a su nombre, en el caso italiano el procedimiento se justificaría por incumplir la norma que exige reducir la deuda pública en un veinteavo de su volumen cada año hasta situarla por debajo del 60 % del PIB.

Dombrovskis afirmó este miércoles que con «una deuda pública muy elevada», Italia está planeando solicitar «préstamos adicionales significativos, en lugar de la prudencia fiscal necesaria», y agregó que, según Bruselas, las cuentas tendrán «probablemente» un impacto «negativo» sobre el crecimiento.

Igualmente, recalcó que la situación en Italia concierne también a los demás Estados miembros de la eurozona.

De todas formas, admitió que hasta el momento se han detectado efectos de contagio a otros socios de la eurozona «relativamente pequeños», pero afirmó que la CE seguirá analizando «de cerca» la situación.

En una decisión sin precedentes, el Ejecutivo comunitario pidió a Roma en octubre un borrador presupuestario revisado tras constatar que las cuentas del Gobierno italiano suponían un incumplimiento claro de las normas comunitarias.

Sin embargo, el Ejecutivo del antisistema Movimiento 5 Estrellas y la ultraderechista Liga envió un borrador sin apenas cambios, que mantiene la cifra de déficit para 2019 en el 2,4 %, tres veces más de lo pactado, y solo introduce el compromiso de no rebasar esa cota y un programa de venta de inmuebles públicos para ayudar a rebajar la deuda.

La Comisión Europea publicó, además, sus opiniones sobre los planes presupuestarios del resto de países de la eurozona, cinco de los cuales -España, Francia, Bélgica, Portugal y Eslovenia- presentan riesgo de incumplir las normas comunitarias.

Acerca de ProfesionalesHoy 28288 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy