Ribera trabajará con el automóvil para que coja el «tren» del vehículo eléctrico

Madrid, 21 nov (EFE).- La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha dicho hoy que va a trabajar con la industria del automóvil para que de aquí a 2040 este sector pueda dotarse de un plan de innovación y modernización de los procesos industriales con el que subirse «al tren» del vehículo cero emisiones.

Así ha respondido Ribera al diputado del PP Guillermo Mariscal, quien, en la sesión de control al Gobierno en el Congreso, le ha preguntado por cómo afectarán al sector del automóvil los cambios previstos en la ley de cambio climático.

En el borrador de la citada ley, el Ministerio de Ribera ha propuesto que en 2040 se prohíba la venta y matriculación de vehículos de combustión que emitan C02 (lo que afectaría a los de gasolina, diésel e híbridos y dejaría fuera a eléctricos y de hidrógeno) y que en 2050 no se les deje circular.

Según la ministra, el peso del sector del automóvil en España es de «tal magnitud», que el Gobierno debe «con total responsabilidad» acompañarle en este proceso de transformación de la producción de vehículos de combustión a otros alternativos.

Esto implica la capacitación de los mercados laborales y profesionales para «poder estar a la altura del desafío» que conlleva la senda de la reducción de las emisiones y la mejora de la calidad del aire que se exige desde instituciones internacionales como Naciones Unidas o la Comisión Europea, ha recordado.

La ministra también ha destacado que esta transformación de la industria está motivada por una demanda mundial que está evolucionando «muy rápidamente» hacia el vehículo alternativo.

Respecto a la fecha de 2040, la ministra ha dicho que es «buena» para poder limitar las matriculaciones de vehículos que no sean de cero emisiones.

A su juicio, es la franja «mas prudente» en un entorno europeo -al que España destina el 65 % de su producción de vehículos- que ya ha introducido limitaciones a los motores de combustión en el período comprendido entre 2025-35 (Noruega en 2025, ha precisado la ministra).

Mariscal ha acusado a Ribera de ser capaz, «sin consenso previo», de anticiparse a las tecnologías que habrá dentro de 22 años en la industria de la automoción, lo que está provocando a los trabajadores del sector (que representan el «9 %» de la población activa») «indefinición» y que estén «despistados».

Asimismo, ha criticado que el Gobierno no mida el impacto económico de sus medidas y que desconozca las «consecuencias indeseadas» que supone «ser lo primeros de la clase en Europa».

Al respecto, ha advertido de que la ley de cambio climático provocará una subida de la factura energética, a lo que ha unido el hecho de que el Gobierno ya se haya «peleado» con los fabricantes de vehículos, las estaciones de servicios y la industria auxiliar del automóvil.

Por ello se ha preguntado si alguien va a seguir invirtiendo en las fábricas españolas si al día siguiente se va a prohibir lo que van a fabricar.

Mariscal también ha emplazado a la ministra a que «abandone su radicalidad en política energética» y a que utilice los 66 millones que tiene para el impulso del vehículo de energías alternativas a través del plan VEA.

La ministra le ha replicado que deje la «demagogia», ya que el objetivo del Gobierno es cumplir con los compromisos internacionales y las advertencias de salud y de calidad del aire de la ONU y el Ejecutivo comunitario.

Acerca de ProfesionalesHoy 28443 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy