El secretario de la OCDE descarta que Italia vaya a provocar una crisis del euro

Madrid, 23 nov (EFE).- El secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, descartó hoy que la situación que atraviesa Italia vaya a generar una crisis del euro y advirtió de que la ralentización económica mundial podría retrasar la subida de los tipos de interés.

«No va a haber crisis del euro por Italia», afirmó con contundencia el mexicano durante un desayuno organizado por Nueva Economía Fórum, en el que defendió que para superar la situación se necesita «flexibilidad e inteligencia» por parte del Gobierno italiano y también de la Comisión Europea.

Los presupuestos presentados por Italia para 2019 fueron rechazados el miércoles por la Comisión Europea, que además ha propuesto abrir un procedimiento de déficit excesivo al país por su elevada deuda pública, que ronda el 130 % del PIB.

Sobre la desaceleración generalizada de la economía mundial, el responsable de la OCDE señaló que podría derivar en un retraso en la normalización de la política monetaria de las grandes economías.

En su opinión, y tras un «prolongado periodo de política monetaria expansiva que ya terminó al menos en EEUU», lo previsible es que se vaya hacia «una normalización gradual» que en principio será seguida por el Banco de Inglaterra, «eventualmente el Europeo y luego Japón», en el mismo orden en el que les llegó la crisis.

Sin embargo, «si se sigue confirmando esta ralentización, los bancos centrales tendrán que pensarlo dos veces», advirtió sobre las subidas de tipos de interés que se esperan.

En cualquier caso, insistió en que «lo que no es normal es tener tipos de interés cercanos al 0 %».

En clave española, aseguró que España se defiende en el contexto de desaceleración mundial «mejor que otros» países, por lo que «algo estará haciendo bien», aunque los mercados seguirán «menos pacientes y tolerantes» con ella.

En cualquier caso, criticó la complejidad del sistema fiscal, que frena el emprendimiento, y pidió más esfuerzo para combatir el desempleo entre jóvenes y parados de larga duración.

Además, Gurría apoyó el objetivo del Gobierno español de subir el salario mínimo un 22 % hasta 900 euros brutos mensuales, algo que consideró «necesario» y que «no va a ocurrir todos los años».

Frente a quienes argumentan que ese incremento puede causar una destrucción de puestos de trabajo, el secretario general de la OCDE recordó el caso similar de Alemania, hace unos años, donde aseguró que «no se perdió ni un solo empleo».

Acerca de ProfesionalesHoy 28310 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy