Las infracciones fiscales de Ghosn se extendería también a los últimos 3 años

Tokio, 24 nov (EFE).- Las irregularidades fiscales supuestamente cometidas por el ejecutivo Carlos Ghosn, cesado como presidente de Nissan Motor este jueves, también afectaron a los últimos tres años, según informaciones recogidas hoy por los medios japoneses.

Ghosn, de 64 años, habría infravalorado su sueldo en unos 8.000 millones de yenes (unos 62,5 millones de euros) ante el regulador bursátil de Tokio entre 2010 y 2017, un período y cantidad mayores de los manejados hasta el momento, según revelaron hoy fuentes cercanas a la investigación a la agencia local Kyodo.

El ejecutivo fue detenido por la fiscalía de Tokio este lunes por reportar unos ingresos menores a los reales entre 2010 y 2014, pero el equipo que investiga el caso sospecha que las ganancias de Ghosn reflejadas en los informes de los últimos tres años también habrían sido alterados, según adelantó el diario japonés Asahi.

El empresario francobrasileño habría hecho que su remuneración pareciera menor para evitar las críticas de los accionistas de Nissan, de acuerdo a la información facilitada a Kyodo.

La fiscalía de la capital japonesa vio satisfecha su petición de mantener a Ghosn detenido hasta el 30 de noviembre y todavía puede solicitar otro período de diez días más mientras sigue investigando.

Según Asahi, los fiscales estarían estudiando presenta otra orden de arresto por el hallazgo de la nueva vulneración la normativa de instrumentos financieros nipona, que conlleva penas de hasta 10 años de prisión y multas de hasta 10 millones de yenes (78.100 euros).

El creciente salario de Ghosn, el empresario extranjero mejor pagado en Japón, comenzó a generar críticas en la empresa con sede en Yokohama desde que en 2010 se hizo obligatorio publicar la remuneración de los altos ejecutivos en el país asiático, donde la cultura corporativa llama a la contención salarial.

Nissan ha evitado dar detalles públicamente sobre las acusaciones que enfrenta Ghosn porque la investigación está en curso, pero ha aclarado que los cargos surgen de pesquisas internas en la compañía.

Los pocos detalles difundidos públicamente en la comunicación al regulador bursátil sostienen que «durante muchos años» Ghosn y otro directivo de Nissan, Greg Kelly, también detenido, reportaron a las autoridades bursátiles ingresos «menores a las cifras reales».

En el caso del expresidente de la firma, «se descubrieron otros numerosos actos de malas conductas», como el uso personal de bienes de la compañía, sin dar mayores explicaciones.

Los medios japoneses han ido filtrando datos por fuentes judiciales o empresariales que describen las supuestas irregularidades de Ghosn, entre ellas no reportar ganancias por la apreciación bursátil de sus derechos de acciones o haber utilizado en beneficio propio fondos de Nissan destinados a inversiones.

Acerca de ProfesionalesHoy 26555 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy