Las autonomías obvian la ausencia de PGE 2019 y preparan sus propias cuentas

Madrid, 25 nov (EFE).- La incógnita sobre si el Gobierno presentará antes de que acabe el año los presupuestos generales del Estado (PGE) para 2019 no ha amedrentado a las comunidades, muchas de las cuales tienen ya sus cuentas en tramitación parlamentaria y estrenarán el próximo año con nuevos números.

Hacienda facilitó a las autonomías en el Consejo de Política Fiscal y Financiera celebrado en junio las cifras de las entregas a cuenta que recibirán en el 2019 y una previsión de liquidación del ejercicio de 2017, datos con los que los gobiernos regionales han podido empezar a trabajar sobre las cuentas autonómicas.

Tras llegar a un acuerdo con Unidos Podemos, el Gobierno insiste en su idea de presentar los PGE en el Congreso en diciembre y sigue negociando con los nacionalistas catalanes y vascos, cuyo apoyo parlamentario es fundamental.

Quizás sirva de ayuda para ello la previsible reunión del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con el catalán, Quim Torra, el día 21 de diciembre, coincidiendo con la celebración en Barcelona del Consejo de Ministros.

LAS COMUNIDADES QUE TENDRÁN QUE PRORROGAR

Precisamente la Generalitat de Cataluña está en pleno proceso de elaboración de los presupuestos para el año que viene, que el Govern prevé presentar en diciembre con el fin de aprobarlos en el Parlament en el primer trimestre de 2019.

Sin embargo, el Govern catalán, formado por JxCat y ERC, no tiene por el momento la mayoría necesaria para sacar las cuentas adelante, por lo que intenta ganarse el apoyo de los ‘comunes’, dada la negativa de la CUP a respaldar el presupuesto.

Tampoco habrá presupuestos en enero en Andalucía, ya que, aunque se empezaron a elaborar en las fechas habituales (septiembre-octubre), el adelanto electoral decidido por la presidenta, Susana Díaz (PSOE), disolvió el Parlamento y paralizó el proceso.

En los tres años anteriores de la legislatura, los presupuestos andaluces fueron fruto de una negociación con Ciudadanos, socio del acuerdo de investidura, pero, tras la ruptura del pacto, ni siquiera se llegó a presentar el proyecto.

«Prácticamente están ultimados» los presupuestos para el 2019 de Castilla-La Mancha, cuyo consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, ha asegurado esta semana que «parece un poco absurdo» presentarlos ante «la incertidumbre» sobre la capacidad de gasto que tendría la comunidad el próximo año.

Y se ha referido, en concreto, a los objetivos de déficit y al tema planteado por el anterior Gobierno sobre el IVA, para presentar «unas cuentas que después no puedan ejecutarse en los términos que fueran aprobados en Consejo de Gobierno».

Idea que comparte el Gobierno de Castilla y León, que ha descartado presentar las cuentas para 2019 mientras no cuente con datos de referencia del Ejecutivo central en materia de límite de déficit y entregas a cuenta, principalmente, por lo que la opción de la prórroga presupuestaria está cerca de materializarse.

LAS QUE SÍ ESTRENARÁN PRESUPUESTOS

Tres gobiernos presididos por el PP y que cuentan con el apoyo parlamentario de Cs como son Madrid, La Rioja y Murcia sí prevén tener números nuevos a principios del año que viene.

El que más avanzado tiene el proceso es el Gobierno madrileño, que ha superado ya el primer escollo de la tramitación parlamentaria con el rechazo de las enmiendas a la totalidad a sus cuentas, las más elevadas de la historia de la Comunidad y que alcanzan los 20.072 millones de euros, un 3,8 % más que este año.

Hasta las primeras semanas de diciembre no se debatirán las enmiendas a la totalidad a los presupuestos presentados por el Gobierno riojano, mientras que, en Murcia, el proyecto llegará a la Asamblea el próximo lunes, después de que PP y Cs hayan pactado 85 medidas presupuestarias por valor de 319 millones de euros, entre ellas la bajada del tramo autonómico del IRPF.

Otro gobierno del Partido Popular, el gallego, también tiene sus deberes hechos y esta misma semana han sido rechazadas las enmiendas a la totalidad y de devolución, de manera que está pendiente del texto definitivo que se aprobará con la mayoría absoluta del PP en sesión plenaria en diciembre.

En la Comunidad Valenciana, la previsión es que se aprueben definitivamente en un pleno previsto para los días 19, 20 y 21 de ese mes las cuentas elaboradas por la Generalitat, gobernada por PSPV y Compromís, tras pasar la fase de enmiendas parciales en la segunda semana de diciembre.

Cantabria está ahora en fase de comparecencia parlamentaria de los consejeros autonómicos para dar cuenta de sus capítulos. El Gobierno cántabro PRC-PSOE registró en la Cámara el pasado día 11 el proyecto, que supera los 2.850 millones, un 4,47 % más que este año.

En fase de enmiendas parciales se encuentra el del Gobierno de Canarias, una vez que el Gobierno autonómico en minoría de CC ha conseguido, gracias al apoyo del PP y la Agrupación Socialista Gomera, superar las tres enmiendas a la totalidad presentadas por PSOE, Podemos y Nueva Canarias a unas cuentas que ascienden a 8.800 millones de euros, un 6,8% más que en 2018.

No quiere tener que prorrogar el Gobierno asturiano, del PSOE, que espera aprobar el 28 de diciembre un presupuesto de más de 4.000 millones de euros con el apoyo de Podemos e IU, partidos con los que esta semana está ultimando una negociación presupuestaria en la que han exigido más gasto social y que se eleve al máximo el impuesto de actos jurídicos documentados que ahora deberá pagar la banca.

Por su parte, el presupuesto del Govern de Baleares en esta legislatura, el mayor de la historia con 5.457,7 millones de euros para 2019, ha superado el trámite del debate a la totalidad en el Parlament con el rechazo de las enmiendas plateadas por PP, Proposta per les Illes y Ciudadanos. Serán aprobados el próximo diciembre.

El pleno del Parlamento de Navarra también ha descartado las dos enmiendas a la totalidad presentadas por UPN y PP al proyecto presupuestario para 2019, que prevé 4.010 millones de techo de gasto y otros 295 de gasto financiero y que repunta un 3,11 % con respecto a los actuales.

LAS COMUNIDADES QUE ESTÁN EN TRÁMITE PRESUPUESTARIO, PERO CON DUDAS

En Euskadi el proyecto de presupuestos de 2019 del Gobierno de coalición PNV-PSE, que alcanza los 11.784,1 millones de euros, un 3,6 % más que el de 2018, está en el aire. Los dos partidos juntos no tienen mayoría en el Parlamento de Vitoria para aprobar las cuentas públicas.

Y es que Elkarrekin Podemos y PP han rechazado apoyarlos y el Gobierno vasco sigue en negociaciones con EH Bildu, coalición que ha comprometido la abstención de dos de sus parlamentarios en la votación de los presupuestos si el Ejecutivo de Iñigo Urkullu acepta sus propuestas para incrementar los recursos destinados a pensionistas y a empleo.

Completamente estancada está la negociación en Aragón debido a la suspensión de las conversaciones entre el Gobierno socialista y Podemos, el partido que durante esta legislatura, junto a CHA, ha permitido la aprobación anual de las cuentas públicas en la comunidad.

Podemos planteó tras las vacaciones veraniegas cinco medidas indispensables para comenzar la negociación presupuestaria, a las que, según dice, Ejecutivo regional ni siquiera les ha contestado, mientras que el presidente aragonés, Javier Lambán, ha subrayado que con condiciones previas rechaza negociar. Hoy por hoy Aragón se encamina a un 2019 sin presupuestos.

Las cuentas extremeñas para 2019, que tienen una dotación de 5.797,9 millones de euros, la más alta de la historia, iniciaron el 7 de noviembre su tramitación parlamentaria.

El PP ha sido el único grupo que ha presentado una enmienda a la totalidad y en manos de Podemos está la llave para que los socialistas los puedan sacar adelante el próximo el próximo 15 de enero.

Acerca de ProfesionalesHoy 26563 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy