La Fiscalía avala las acusaciones en Bankia y las defensas lamentan la indefensión

San Fernando de Henares (Madrid), 28 nov (EFE).- La Fiscalía Anticorrupción ha mantenido las acusaciones particulares en el juicio al expresidente de Bankia, Rodrigo Rato, y otras 33 personas por la salida a bolsa de Bankia, por afectar “a la comunidad” y no sólo al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

La fiscal Carmen Launa ha negado que se pueda aplicar la “doctrina Botín”, dada la “relevancia e interés colectivo” de una presunta falsedad en las cuentas “de la cuarta entidad financiera del país”, lo que ha despertado las críticas de las defensas, que afirman que es “la concreción de la mayor indefensión”.

Aunque en sus conclusiones provisionales descarta dicho delito en tanto que la “ocultación” no fue más que el “instrumento” para llevar a cabo la estafa a los inversores, el Ministerio Fiscal, que sólo acusa a Rato, José Luis Olivas, José Manuel Fernández Norniella y Francisco Verdú -como administradores de la entidad-, abrió la puerta en la primera sesión a una posible modificación de los cargos en la recta final del juicio.

Para el abogado de Rato, Ignacio Ayala, aunque la fiscal es libre de “cambiar o no” su calificación, el problema está en si se puede hacer ese cambio y acusar “respecto a hechos que desconocemos y acusados que ignoramos”.

Ante la sección cuarta de la sala de lo Penal que preside la juez Ángela Murillo, la Fiscalía ha apoyado la legitimidad de las partes personadas en el proceso, y ha matizado que el FROB no fue el único perjudicado, ya que las cuentas ahora cuestionadas fueron “objeto de publicidad evidente” y trascendieron a los medios de comunicación.

Una “imagen de solvencia” por la que las acusaciones piden penas de hasta doce años para los exdirectivos y el socio auditor, y multas millonarias para Bankia, su matriz, BFA y la firma Deloitte, que, según el Ministerio Público, fue reforzada por el dividendo de 152 millones de euros que ofreció Rato.

Acompañada por el fiscal jefe de Anticorrupción, Alejandro Luzón, encargado del caso hasta su ascenso, Launa ha rechazado que los acusados puedan ausentarse de las sesiones, y aunque no se ha opuesto a la documentación aportada en las últimas semanas, ha pedido que se cierre el plazo de admisión de nuevos informes.

Mención aparte ha dedicado a Bankia, que ayer solicitó desbloquear dos millones de su fianza para resarcir al centenar de pequeños inversores que aún no han recuperado su dinero y siguen en el procedimiento, lo que podría suponer su salida del juicio.

Aunque se ha mostrado a favor, Launa ha afeado la postura de la entidad con la acusación particular de Adicae, cuya presencia ha defendido y al que ha otorgado un reconocimiento “por las sucesivas sentencias que ha ganado” por vía civil.

A su informe sobre la “doctrina Botín” se han adherido las acusaciones, entre ellas la popular, que ejerce la Confederación Intersindical de Crédito (CIC).

Para el letrado de Rato, la Fiscalía ha llevado a cabo una “instrucción suplementaria” al incluir hechos nuevos, como los que denuncia el reciente informe del perito judicial cedido por el Banco de España, Antonio Busquets, sobre la reclamación de más de 900 millones de la aseguradora Aviva, vinculada a Bancaja, por el negocio bancaseguros.

El documento, al que ha tenido acceso Efe, sostiene que la entidad debía contabilizar una provisión por el conflicto y no lo hizo ni en las cuentas anuales de 2011 formuladas todavía con Rato en la presidencia, ni en las reformuladas en mayo de 2012, tras la llegada de José Ignacio Goirigolzarri.

Asimismo, señala que los principales directivos de Bankia conocían el hipotético coste de resolución del acuerdo de bancaseguros, que ascendía a 1.100 millones desde el comité de integración de octubre de 2010, del que formaba parte, entre otros, el ex director general financiero, Ildefonso Sánchez Barcoj.

No obstante, fuentes jurídicas llaman la atención de que el perito critique que no se hayan contabilizado provisiones, cite el coste hipotético de resolución del acuerdo, y no mencione la valoración de esos mismos negocios, que estaría entre 3.100 y 3.200 millones.

El abogado del exvicepresidente de Bankia José Luis Olivas se ha manifestado en líneas similares al de Rato, y ha criticado que la fiscal pretenda acusar en el futuro de falsedad contable en la entidad “e incluso en sus participadas”.

A falta de la intervención del resto de defensas, el tribunal ha suspendido la vista hasta mañana y ha anunciado que, una vez concluidas las sesiones de esta semana, retomará el juicio el próximo 8 de enero.

Acerca de ProfesionalesHoy 23211 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy