El Eurogrupo apura los plazos para lograr un acuerdo de la reforma de la eurozona

Bruselas, 3 dic (EFE).- Los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona (el Eurogrupo) buscan cerrar esta noche un acuerdo para reforzar la Unión Económica y Monetaria frente a futuras crisis, con medidas para dar más poder a su fondo de rescate y mejorar la respuesta a quiebras bancarias.

La reunión de ministros en Bruselas comenzó a las 13.00 hora local (12.00 GMT) y se prevé que se prolongue hasta entrada la noche con el objetivo de consensuar un paquete de medidas que puedan respaldar los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea en su cumbre del 14 y 15 de diciembre.

“Mi ambición y mi esperanza es que hoy logremos progresos claros y pongamos la base para que pueda haber un acuerdo por parte de los líderes antes de final de año”, dijo la ministra de Economía española, Nadia Calviño, a su llegada al encuentro en Bruselas.

En la misma línea, el vicepresidente de la Comisión Europea para el Euro, Valdis Dombrovskis, afirmó que “es el momento de pasar de las discusiones a las decisiones” e instó a hacer una “contribución significativa” de cara a la cumbre.

Los ministros de los 19 países del euro, a los que para este debate se suman el resto de socios de la UE salvo el Reino Unido, apuran los plazos para cerrar los flecos de un paquete de medidas que llevan negociando desde junio, con el fin de dar un impulso a las reformas aprovechando que el crecimiento económico acompaña.

En concreto, el Eurogrupo prevé cerrar un acuerdo para poner en marcha el cortafuegos del Fondo Único de Resolución (FUR), un mecanismo que se utilizaría cuando se produzca una quiebra bancaria y la UE tenga que ordenar una resolución, si es necesario para financiar la operación tras haber agotado cualquier otra alternativa.

El objetivo es que la quiebra no afecte a todo el sistema y el contribuyente no acabe pagando un rescate.

Los países están de acuerdo en que sea el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) -el fondo de rescate de la eurozona- el que proporcione los fondos para el cortafuegos y están cerrando los detalles sobre el mecanismo para tomar la decisión de utilizarlo, que debe garantizar que se pone en marcha con la suficiente rapidez, según fuentes europeas.

Asimismo, se prevé que pacten adelantar su entrada en vigor -prevista para 2024-, posiblemente a 2021.

En cuanto al MEDE, se aprobará darle más poder en la vigilancia económica de los países, para lo que ha llegado a un acuerdo de cooperación con la Comisión, que ahora tiene exclusivamente esta competencia.

También buscarán hacer más eficaces las líneas de crédito precautorias que pueden solicitar los Estados que afronten problemas pero no lleguen a necesitar un rescate.

La idea es aclarar las condiciones para que los Estados soliciten esta ayuda, de modo que sean suficientemente estrictas como para no instar a descuidar las finanzas nacionales, pero no tan restrictivas como para suponer un estigma de cara a los mercados.

Asimismo, queda por cerrar la cuestión de cómo actuar cuando haya dudas sobre si la deuda de un Estado en problemas será sostenible, dónde varios países -Holanda con Finlandia, Suecia, Dinamarca, Estonia, Letonia, Lituania, Irlanda, República Checa y Eslovaquia- piden ser más estrictos sobre este punto a la hora de conceder futuros rescates.

Los ministros están abordando además la propuesta de un presupuesto para la eurozona planteada por Francia con el apoyo de Alemania.

El ministro de Economía francés, Bruno Le Maire, consideró hoy que “hay un consenso cada vez más amplio” sobre la necesidad de un presupuesto, aunque reconoció que existen divergencias sobre el propósito que debería tener.

Los países coinciden en que debe usarse para favorecer la convergencia de sus economías, pero hay algunos que discrepan de que se usen recursos comunes para estabilizar la economía de Estados que atraviesen crisis puntuales.

Por último, no se esperan avances sobre el Sistema Europeo de Garantía de Depósitos, al que se oponen frontalmente Alemania, Holanda y los países nórdicos, que se niegan a poner en común los riesgos de la banca mientras estos no se reduzcan en todos los países.

Acerca de ProfesionalesHoy 23090 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy