La CE y el BCE ven en España una banca fuerte, pero advierten riesgos para el crecimiento

Bruselas, 4 dic (EFE).- La Comisión Europea (CE) y el Banco Central Europeo (BCE) consideran que el sector financiero español tiene una buena posición de “solvencia y liquidez”, pero advierten de que hay riesgos a la baja para el crecimiento económico, entre ellos, la incertidumbre política interna.

Así se recoge en el último informe elaborado por ambas instituciones dentro de la vigilancia a que está sujeto el país tras salir del rescate a la banca, que fue publicado el viernes y abordado por los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona (el Eurogrupo) en una reunión que comenzó este lunes y terminó hoy.

“Valoramos particularmente el refuerzo del sector financiero español”, dijo el presidente del Eurogrupo, Mário Centeno, en la rueda de prensa al término del encuentro, y señaló que la economía española muestra un “buen desempeño”.

La CE y el BCE precisan en su informe que el sector bancario español mantiene “en general” una situación “confortable de solvencia y liquidez”, al tiempo que ha mejorado su rentabilidad debido, sobre todo, a la necesidad de destinar menos provisiones a la cobertura de préstamos morosos.

En este sentido, reconocen que el ratio de estos créditos deteriorados ha continuado cayendo.

En cuanto al crecimiento de la economía española, apuntan que es “fuerte y equilibrado”, pero aún existen retos, y recuerdan que las previsiones de la CE apuntan a un crecimiento “moderado”, del 2,6 % este año, el 2,2 % en 2019 y el 2 % en 2020, pero que seguirá por encima de la tasa de la UE y la eurozona.

“Los riesgos para el crecimiento incluyen un crecimiento global y de la UE más bajo de lo esperado, el proteccionismo y las tensiones comerciales, precios del petróleo más altos de lo esperado y tipos de cambio del euro, incertidumbre política externa e interna, política monetaria e incertidumbre sobre el impacto macroeconómico de algunas medidas políticas, como el propuesto aumento del salario mínimo”, dice el informe.

Asimismo, las instituciones recuerdan que los “todavía altos niveles de deuda externa e interna y de paro justifican esfuerzos políticos” para conseguir un crecimiento más duradero y una mayor productividad.

Señalan, además, que España “debería perseguir la consolidación fiscal para garantizar una reducción duradera” de sus altos niveles de deuda pública y “reconstruir los colchones fiscales” para superar posibles adversidades económicas.

Expertos de la CE y el BCE visitaron Madrid el 4 y 5 de octubre dentro del programa de supervisión posterior al rescate, por el que España recibió 41.333 millones de euros de sus socios para sanear su sistema bancario de los que ya ha devuelto casi la mitad, en varias ocasiones en pagos anticipados.

Su deuda con el Mecanismo Europeo de Estabilidad -el fondo de rescate de la eurozona- asciende a 23.700 millones.

Acerca de ProfesionalesHoy 23090 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy