Calviño asegura que aprobar sus presupuestos es “difícil” pero no “imposible”

Madrid, 5 dic (EFE).- La ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, ha asegurado hoy que aprobar los presupuestos para 2019 planteados por el Gobierno es “difícil” pero “no imposible”, y no descarta cerrar el año con una deuda pública inferior al 97 % del PIB.

“Lo difícil no es imposible”, ha afirmado la ministra durante un desayuno informativo al ser preguntada por las posibilidades de que el Gobierno socialista logre los suficientes apoyos como para sacar adelante sus presupuestos para 2019, con lo que evitaría tener que prorrogar los actuales, elaborados por el PP.

Éste es “el plan A” del Gobierno, por lo que la ministra no ha querido detallar qué medidas se aprobarían a través de reales decretos si no lograra aprobar los presupuestos, con el objetivo último de reducir el déficit y dar “una respuesta más social a las necesidades de la ciudadanía”.

En su opinión, ante una propuesta presupuestaria que cumple esos objetivos y atiende los reclamos en este sentido de los organismos internacionales, “deberán ser los otros grupos los que expliquen por qué no votan estos presupuestos”.

Estas cuentas, ha insistido, “dan respuesta a las necesidades de la gente” y ha vinculado las recientes protestas de diversos colectivos en Cataluña a esas necesidades que no se están atendiendo.

Calviño ha dicho no entender la sorpresa que ha provocado el anuncio por parte del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de que los presupuestos se presentarán en enero, porque tanto su colega de Hacienda como ella llevan “meses” diciendo que están trabajando “intensamente” en ellos.

“Tenemos una base buena sobre la que construir” consenso, que es el acuerdo con Podemos, “porque va orientada a la disciplina fiscal e incorpora medidas marcadamente sociales”, por lo que “yo creo que podremos lograr un consenso -ha afirmado-. No hay que tirar la toalla antes de empezar”.

La ministra ha adelantado que España está “absolutamente en la línea” para cumplir el objetivo del Gobierno de cerrar el año con un déficit del 2,7 % del PIB, un porcentaje que, según ha recalcado, es el que venían “recomendando y advirtiendo todos los organismos”.

Para 2019, el Gobierno prevé un ajuste adicional de nueve décimas, hasta el 1,8 %, lo que supone el mayor esfuerzo de disciplina fiscal acometido en los últimos años, según ha recalcado Calviño.

En este sentido, ha reiterado que si se prorrogasen en 2019 las cuentas elaboradas por el PP para 2018 se podría llegar al 2,4 % del déficit, según cálculos del FMI citados por Calviño.

Además, ha querido destacar que este año la deuda emitida se reducirá en 5.000 millones de euros después de haberse cubierto ya las necesidades actuales de financiación, con lo que no se descarta que al final del año el nivel de deuda “podría estar incluso por debajo” del 97 % del PIB.

En cuanto al mercado laboral, ha incidido en que las perspectivas son “positivas”, tal y como confirman el repunte de afiliación del 3 % en noviembre y la reducción del paro del 6 %.

En materia de pensiones, Calviño ha descartado que haya decisión alguna tomada sobre si el destope de las cotizaciones máximas implicaría un aumento de la pensión máxima, como tampoco sobre la propuesta de la OCDE de que las prestaciones por viudedad no se paguen de forma permanente antes de que el beneficiario llegue a la edad de jubilación.

Al sistema de pensiones asegura verle “muy buen futuro”, porque “es una joya que cuenta con el compromiso y apoyo de la sociedad”, aunque hay que hacer “todo lo posible para que sea igual de bueno en 20 y 40 años”.

Ante las dificultades para encontrar en Bruselas un consenso sobre la conocida como “tasa Google”, ha anunciado que “en las próximas semanas” el Consejo de Ministros aprobará el proyecto de Ley para impulsar un impuesto “con una base impositiva que se corresponde con la propuesta de la Comisión Europea para el conjunto de la Unión”.

Respecto a su futuro político, Calviño ha bromeado diciendo que hace siete meses, cuando era directora general de Presupuestos de la Comisión Europea, nadie se podría haber imaginado que poco después sería ministra de Economía.

“Estoy entregada al 130 % a mi función como ministra y no me queda tiempo para pensar en otra cosa”, ha dicho al ser preguntada si se planteaba optar a una vicepresidencia de la Unión Europea.

Acerca de ProfesionalesHoy 23211 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy