La venta de ropa cae el 2 % y la patronal Acotex aboga por acotar las promociones

Madrid, 15 dic (EFE).- El comercio textil cerrará el año con una caída de las ventas del entorno del 2 %, según la previsiones que maneja la patronal Acotex, cuyo presidente, Eduardo Zamácola, aboga por acabar con la guerra de descuentos y por que el sector se autorregule.

En noviembre, mes marcado por la campaña de descuentos del «Black Friday» o Viernes Negro, las ventas subieron el 3,8 % frente a un año antes, lo que, a su juicio, es muy positivo ya que, sumado al incremento del 9,1 % en octubre, ha permitido encadenar dos meses al alza tras bajar el 3,1 % en septiembre.

Aún así, las ventas acumulan un retroceso del 2 % entre enero y noviembre frente al mismo periodo de 2017, según Zamácola, que ha apuntado que, dependiendo de cómo funcione la campaña de Navidad, el descenso al cierre de ejercicio será menor o mayor, aunque se moverá en ese entorno, «lo que es problemático».

«Esperamos una campaña de Navidad activa y que permita recuperar por lo menos algo de lo perdido. Si diciembre se da bien podríamos rebajar al 1,5 % y si se da mal lo mismo caemos más. En todo caso, estaremos en el entorno del -2 %», ha señalado el presidente de Acotex, cuyos datos revelan que en 2017 las ventas se mantuvieron estables tras bajar el 2,2 % en 2016.

Para afrontar la caída de ventas provocada por los cambios en la climatología o la inestabilidad política, son muchos los comercios que han optado por hacer promociones constantemente, una estrategia criticada por el pequeño comercio y de la que gigantes de la moda como Inditex (Zara) ha dicho desmarcarse.

En este sentido, para Zamácola, el sector debe ser consciente de que debe volver a vender con margen en lugar de con constantes descuentos porque esto es insostenible.

«Ese es el mensaje que queremos lanzar desde la patronal, es la vía por la que hay que ir. Hemos malacostumbrado al cliente durante años, le hemos dicho que puede comprar todo lo que quiere al precio que quiere y esto se tiene que acabar», ha afirmado.

En este sentido, ha considerado una «auténtica barbaridad» que haya compañías que hagan promociones por el «Black Friday» durante 20 días, a lo que ha añadido que es preocupante ver que los consumidores están adelantando a esos días las compras de Navidad, campaña en la que las tiendas se juegan gran parte de la caja del año.

En su opinión, para atraer a los compradores lo que tienen que hacer las marcas es «hacer sus deberes» y generar atributos que las diferencien del resto, como la calidad, el diseño o la atención al cliente, y que el usuario las quiera comprar a precios completos porque en otras no los van a encontrar.

Preguntado por si la solución pasaría por volver a unas rebajas acotadas por ley a determinados periodos, como ocurría hasta 2012, ha opinado que no estaría mal pero que sería como intentar poner «puertas al campo» debido al comercio electrónico.

«Estamos en un libre mercado y tenemos que ser conscientes de eso, cada uno debe tener derecho a vender como considere mejor», ha defendido.

No obstante, ha dicho que abogaría por la creación de un grupo de presión en el que «hablásemos todos sobre qué fechas manejar o qué políticas promocionales son las que se deben hacer», porque, en su opinión, la dinámica en la que se ha entrado de «todos contrata todos para ver quién se lleva el gato al agua» está siendo muy mala para el comercio en general.

Acerca de ProfesionalesHoy 27887 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy