Bruselas y Roma alcanzan un acuerdo sobre el presupuesto italiano para 2019

Bruselas, 19 dic (EFE).- La Comisión Europea (CE) e Italia lograron hoy un acuerdo sobre los presupuestos del país transalpino para 2019 que evita de momento la imposición de sanciones a Roma después de que el Gobierno italiano rebajara su previsión de déficit al 2,04 % del producto interior bruto (PIB).

«Las intensas negociaciones durante las últimas dos semanas han dado lugar a una solución para 2019. Esto nos permite evitar un procedimiento de déficit excesivo por el momento», aseguró el vicepresidente de la CE para el Euro, Valdis Dombrovskis, durante una rueda de prensa.

En cualquier caso, subrayó que la decisión de Bruselas está condicionada a la implementación de «todas las medidas acordadas».

En una iniciativa sin precedentes, el Ejecutivo de la UE pidió a Roma en octubre pasado un borrador presupuestario revisado, tras constatar que las cuentas del Gobierno italiano suponían un incumplimiento claro de las normas comunitarias, al no acometer el ajuste estructural y la reducción de deuda pública pactados.

Las cuentas italianas preveían en un primer momento un déficit para 2019 del 2,4 % y, ante la negativa inicial del Ejecutivo del antisistema Movimiento 5 Estrellas y la ultraderechista Liga a rebajar ese dato, la CE propuso en noviembre abrir un procedimiento de déficit excesivo al país transalpino por su elevada deuda pública, superior al 131 % del PIB.

Ese proceso podría suponer sanciones de entre el 0,2 % y el 0,5 % del PIB de Italia (entre 3.450 y 8.625 millones de euros), pero tras reforzar los contactos entre Roma y Bruselas durante las últimas semanas, la Comisión ha descartado la vía punitiva.

De todas formas, el nuevo objetivo de déficit sigue siendo superior al 0,8 % propuesto por el anterior Ejecutivo socialdemócrata italiano.

«Vamos a ser claros, la solución no es ideal, pero evita abrir un procedimiento por déficit excesivo en este momento y corrige la situación de grave incumplimiento del Pacto de Crecimiento y Estabilidad», destacó hoy Dombrovskis.

El vicepresidente del Ejecutivo comunitario señaló que «un elemento importante positivo» es que las cuentas están basadas «en un escenario económico plausible».

«Unas políticas presupuestarias creíbles y sostenibles no se pueden planificar sobre unas previsiones demasiado optimistas. El esfuerzo fiscal adicional presentado ahora por Italia para 2019 asciende a 10.250 millones de euros», precisó el político letón.

«Pero déjenme enfatizar que la composición de las medidas anunciadas y el presupuesto en general aún generan preocupación», comentó.

En ese sentido, explicó que Roma ha aceptado el retraso de la entrada en vigor de la renta ciudadana y la reforma de las pensiones.

«Eso quiere decir que cuando estas medidas se apliquen por completo, darán como resultado costes superiores en los próximos años», afirmó.

Admitió que en 2020 y 2021 Roma pretende compensar esos costes con incrementos del IVA, pero resaltó que en el pasado Italia no ha recurrido a esa medida y que «si esto pasa de nuevo, será necesario encontrar mayores recursos en otra parte».

El político letón indicó que, en primer lugar, supervisarán el voto del proyecto presupuestario en el Parlamento italiano para asegurar que el acuerdo alcanzado se convierte en legislación.

«La fecha límite para que el Consejo (los Estados miembros) ponga en marcha el procedimiento por déficit excesivo vinculado a la deuda es todavía febrero, así que si algo fuera mal podríamos volver a esa cuestión en enero», advirtió.

Después de que el enfrentamiento público y dialéctico entre Roma y Bruselas diera paso a la negociación y el acuerdo, el comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, aseguró hoy que el pacto logrado muestra «sin ambigüedades» que la Comisión «no es la enemiga del pueblo italiano».

Añadió que Bruselas permanecerá «vigilante», lo cual no equivale, según dijo, a ser «suspicaz».

Además, subrayó que a la hora de tomar la decisión anunciada este miércoles la CE no tuvo en cuenta la proximidad de las elecciones europeas, que se celebrarán en mayo y en las que se espera un auge de partidos euroescépticos.

Desde Roma, los dos vicepresidentes y líderes de la coalición gubernamental de Italia, Luigi di Maio (M5S) y Matteo Salvini (Liga), aplaudieron haber conseguido evitar el procedimiento de infracción.

Este martes, el Gobierno italiano expresó su confianza en que la Comisión Europea aprobara hoy los presupuestos, después de que Roma haya rebajado su previsión de déficit al 2,04 % del PIB y aprobado recortes por valor de 4.000 millones de euros.

Acerca de ProfesionalesHoy 27887 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy