El Congreso, con ERC y PDeCAT, salva la senda déficit que rechazará el Senado

Madrid, 20 dic (EFE).- El Gobierno ha conseguido hoy aprobar en el Pleno del Congreso una senda de déficit más flexible con la mayoría de los partidos que apoyaron la moción de censura y con el apoyo de los independentistas de ERC y del PDeCAT, aunque ésta será rechazada en el Senado el día 27 de Diciembre.

El espíritu de la moción de censura se ha reactivado hoy y el PSOE, Unidos Podemos, PNV, ERC, PDeCAT, Compromís y Nueva Canarias han apoyado con 176 votos unos objetivos de déficit más flexibles que darían un margen de 6.000 millones de euros a la administraciones públicas el próximo año, de los que 2.500 millones serían para las Comunidades Autónomas.

Sin embargo, en contra se han situado PP, Ciudadanos, UPN, Foro Asturias, Coalición Canaria y EH Bildu, que han sumado 168 votos y mientras la mayoría ha argumentado que no es el momento de aumentar el gasto y subir impuestos, Coalición Canaria ha acusado al Gobierno de «vender» los compromisos adquiridos con Canarias por una «foto» con el presidente de la Generalitat catalana, Quim Torra. EH Bildu ha lamentado la falta de diálogo con Euskadi.

Los partidos que han apoyado al Ejecutivo han advertido de que su voto favorable no supone un cheque en blanco al proyecto de Ley de Presupuestos que previsiblemente será presentado en enero en el Congreso.

Los independentistas catalanes han avisado de que se trata de un «gesto de buena voluntad» para conseguir una solución dialogada al problema catalán y han afirmado que su voto demuestra que los puentes «no están rotos» y que queda un «hilo finísimo» para negociar.

Unidos Podemos insiste en que el proyecto presupuestario sólo será apoyado si el Gobierno cumple con el acuerdo pactado «en sus propios términos» y el PNV reitera que también debe implementarse el pacto que contemplan los Presupuestos de 2018 para Euskadi y el Estatuto de Guernika.

El voto favorable de ERC y del PDeCAT abre la puerta al optimismo para que los Presupuestos puedan tramitarse de cara a que ambas formaciones no presenten enmiendas a la totalidad o no apoyen las que sean registradas.

Y es que el primer debate al que se enfrentará el proyecto presupuestario será el de las enmiendas a la totalidad, que tendrían que ser rechazadas para que el presupuesto pueda continuar su trámite con la negociación de las enmiendas parciales.

Sin embargo, la aprobación hoy de la senda de déficit, que fue rechazada en julio con las abstenciones de la mayoría de los partidos que apoyaron la moción de censura, no será la que contemplen los próximos presupuestos, ya que será rechazada el 27 de Diciembre por la mayoría del PP en el Pleno del Senado.

Los Presupuestos de 2019 van ligados a un déficit del 1,3 % del PIB, única senda aprobada y que sólo podría modificarse si se acelera la proposición de Ley que actualmente está paralizada en el Congreso y que pide reformar la Ley de Estabilidad Presupuestaria para levantar el veto del Senado al déficit con el fin de que pueda volver a ser votado por la Cámara Baja en segunda ronda.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha señalado que se abre una nueva oportunidad para decir a los ciudadanos que «la mayoría del Parlamento quiere que las cosas mejoren» y ha afirmado que «no es un debate estéril» porque también da seguridad jurídica a los nuevos Presupuestos.

Ha recalcado que la aprobación de esta senda de déficit supone trasladar un mensaje de que es posible la política frente al ruido y la confrontación y que significa «decir no a los que prefieren una España en blanco y negro».

Montero ha recriminado que el PP y Ciudadanos bloqueen la modificación a la Ley de Estabilidad Presupuestaria al prorrogar desde septiembre el plazo de presentación de enmiendas a la proposición socialista.

El Acuerdo que hoy ha sido aprobado fija los objetivos déficit en el 1,8 % del PIB para 2019, en el 1,1 % para 2020 y en el 0,4 % para 2021.

Acerca de ProfesionalesHoy 28747 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy