La Fed cierra 2018 con nueva alza de tipos de interés y desoye a Trump

Washington, 19 dic (EFE).- La Reserva Federal (Fed) cumplió hoy su libreto de ajuste de la política monetaria al aumentar un cuarto de punto porcentual los tipos de interés en Estados Unidos, decisión con la que además desoyó las críticas del presidente estadounidense, Donald Trump.

La octava y última reunión del año del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, en inglés) concluyó este miércoles con el anuncio de la subida de las tasas de interés entre el 2,25 % y el 2,50 %, sin que precisara claramente sus movimientos futuros.

«Nadie nos disuadirá de hacer lo que creemos que es correcto», advirtió el presidente de la Fed, Jerome Powell, en una conferencia de prensa posterior a la publicación del comunicado con las decisiones del encuentro de dos días, que estuvo condimentado por las críticas de Trump.

Powell subrayó que seguirán haciendo el trabajo como «siempre» y se apartó de «consideraciones políticas que no juegan un rol en absoluto».

Esto fue interpretado como una respuesta a Trump, quien este martes le pidió a la Fed que evitara cometer «un nuevo error».

«Espero que la gente en la Fed lea hoy el editorial del Wall Street Journal antes de cometer un nuevo error. Además, no dejen que el mercado se vuelva menos líquido de lo que ya es», afirmó ayer el gobernante en su cuenta de Twitter.

Con el alza de hoy, el precio del dinero en EE.UU. alcanzó niveles no vistos desde marzo de 2008.

Desde 2016, con los tipos ubicados entre el 0,50 % y el 0,75 %, la Fed emprendió una senda de progresivo ajuste monetario, acompañando la notable mejoría de la economía nacional, que ha levantado ampollas en las últimas semanas y generado cierta volatilidad en Wall Street.

En su comunicado de este miércoles, el FOMC destacó que «el mercado laboral ha continuado fortaleciéndose» y que «la actividad económica ha aumentado a un ritmo elevado».

Además, señaló que los «riesgos para el panorama económico son más o menos equilibrados», a la vez que anticipó que continuará «vigilando los desarrollos económicos y financieros globales» y evaluará «sus implicaciones para el panorama económico».

En su declaración oficial, la Fed precisó que para determinar los movimientos futuros evaluará las condiciones económicas «en relación con su objetivo de empleo máximo y de inflación simétrica del 2 %».

Mientras, Powell admitió a los reporteros que existe un «grado bastante alto de incertidumbre sobre el destino y el camino de cualquier aumento adicional».

En sus nuevas proyecciones macroeconómicas, la Fed mantuvo las previsiones de crecimiento económico de Estados Unidos en 3,1 % para este año, estimó que bajará a entre 2 y 2,7 % en 2019, y se situará entre 1,5 y 2,2 % en 2020.

A su vez, el pronóstico del índice de desempleo sigue en un 3,7 %, un nivel cercano al pleno empleo, y se anticipa que oscilará entre un 3,4 % y 4 % en 2019.

La expectativa de inflación para este año se sitúa entre el 1,8 y el 1,9 %, y se espera que se ubique en torno al 1,9 y el 2,2 % en 2019.

La volatilidad se apoderó este miércoles de Wall Street, que cerró con pérdidas en sus principales indicadores después de conocerse la decisión de la Fed.

El Dow Jones de Industriales, el principal indicador de la bolsa neoyorquina, descendió un 1,49 %, más de 350 puntos, en lo que fue interpretado por los analistas como una reacción de los inversores al aumento de los tipos de interés.

También el selectivo S&P 500, el indicador más representativo de la situación real del mercado, bajó un 1,54 % y el índice compuesto del mercado Nasdaq retrocedió un 2,17 %.

Acerca de ProfesionalesHoy 27135 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy