La morosidad bancaria cae al nivel más bajo de casi ocho años, cerca del 6 por ciento

Madrid, 21 dic (EFE).- La morosidad del crédito concedido a familias y empresas por las entidades financieras que operan en España se redujo en octubre al 6,08 %, su nivel más bajo desde hace casi ocho años (enero de 2011).

Esta caída de la morosidad, la novena mensual consecutiva, se produce después de que los créditos impagados por las familias y empresas a la banca disminuyeran hasta los 73.870 millones de euros, desde los 74.928 millones del mes anterior.

Por el contrario, el volumen de créditos que las entidades financieras tenían concedidos a sus clientes se elevó hasta los 1,214 billones de euros, frente a los 1,213 billones de euros de septiembre, según los datos publicados hoy por el Banco de España.

De esta manera, la tasa de morosidad – que mide los créditos impagados en relación con el volumen total de financiación concedida- ha caído nuevamente, y se aleja sustancialmente del máximo histórico que marcó en diciembre de 2013, cuando alcanzó el 13,61 %.

Si los datos se comparan con los de un año antes, octubre de 2017, la tasa de morosidad ha bajado en 2,14 puntos porcentuales, ya que en aquel momento se situó en el 8,22 %.

«El descenso de la morosidad supone un importante logro de los bancos españoles, reforzando su estabilidad y mejorando su posición para seguir financiando el crecimiento económico», ha asegurado el portavoz de la Asociación Española de Banca, AEB, José Luis Martínez Campuzano.

El analista de XTB Javier Urones también ha destacado que la morosidad se ha reducido en casi doscientos puntos básicos este año, desde el 7,8 % en el que cerró 2017, y que los niveles actuales están, «afortunadamente, muy lejos de aquellos que pusieron en jaque al sistema en 2008, y de los niveles de sus comparables europeos».

«Estos datos continúan siendo especialmente relevantes en un contexto en el que el volumen de crédito vivo apenas crece. La deuda privada de las familias continúa acercándose a las cifras medias de la UE», ha asegurado Urones, para quien el nivel de morosidad actual no debe suponer una preocupación ni para los accionistas de los bancos españoles y ni para el sistema financiero en general.

«En ningún momento podemos decir que la banca tenga una situación de comodidad puesto que los niveles de morosidad, por pequeños que sean, reducen los beneficios finales, pero sí que se puede decir que la banca española tiene una situación tranquila y mucho mejor que la inmensa mayoría de sus comparables europeos», ha concluido.

El Banco de España publica los datos de morosidad del conjunto del sistema financiero, y además, presenta los datos agregados de bancos, cajas y cooperativas, y por otro lado, las cifras de los establecimientos financieros de crédito (EFC), especializados en financiar la compra de grandes bienes de consumo.

Según esos datos, la tasa de impagados de bancos, cajas y cooperativas también cayó en octubre al 6,10 % desde el 6,20 % de septiembre, mínimos desde marzo de 2011.

Por su parte, los EFC registraron una mora del 5,37 %, la misma que en septiembre.

Por último, el Banco de España ha dado a conocer la morosidad de los créditos concedidos para la compra de una vivienda, que se redujo en el tercer trimestre del año hasta el 4,33 %, mínimos desde marzo de 2013.

La tasa de morosidad registrada por el sector promotor e inmobiliario también cayó al 10 % en octubre, su nivel más bajo desde septiembre de 2009.

Acerca de ProfesionalesHoy 27889 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy