Italia intenta aprobar el Presupuesto en Senado entre críticas de oposición

Roma, 22 dic (EFE).- El Gobierno italiano, formado por el antisistema Movimiento Cinco Estrellas (M5S) y la ultraderechista Liga, está intentando aprobar sus Presupuestos para 2019 en el Senado pero se está enfrentando a duras críticas de la oposición que están dilatando los tiempos.

La votación, que ya fue ayer retrasada para hoy, no se espera que se produzca hasta al menos entrada la madrugada del domingo, según los medios locales.

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, afirmó el viernes que confiaba en que el plan presupuestario italiano obtuviera el visto bueno hoy en el Senado para pasar después a la Cámara de los Diputados para su votación final la semana que viene, pero las críticas de la oposición lo están impidiendo.

Grupos como el Partido Demócrata (PD, centroizquierda) reprochan al Gobierno que no esté permitiendo el debate del texto, consensuado esta semana con Bruselas, porque la intención del Ejecutivo transalpino, que tiene mayoría en las cámaras, es someterlo al voto de confianza, un mecanismo al que se recurre frecuentemente en Italia para evitar las enmiendas.

De esta manera, el documento sería votado en su totalidad y sin que haya un intercambio de ideas, con la intención de no retrasar más su aceptación definitiva.

El M5S y la Liga, que dirigen Italia desde el pasado 1 de junio, habían elaborado en septiembre un cuadro macroeconómico que preveía un aumento del gasto público para financiar una serie de medidas, como un subsidio al desempleo, rebajas de impuestos o una reforma del sistema de pensiones.

Pero el plan no gustó a la Comisión Europea, que consideró que incumplía las normativas, y por eso fue rechazado y Roma tuvo que rectificar sus cálculos para evitar un procedimiento sancionador.

El Gobierno de Giuseppe Conte rebajó el déficit al 2,04 % del producto interior bruto (PIB) y su crecimiento al 1 % en 2019, unas correcciones que obtuvieron luz verde el pasado 19 de diciembre por parte del Ejecutivo comunitario y que ahora tienen que pasar el filtro del Parlamento.

El M5S y la Liga han presentado este sábado una «maxienmienda» en el Senado para que el documento al completo sea revisado en pocas horas por la comisión de Presupuesto y después sometido a la confianza.

Pero la oposición justifica que no han conocido hasta ahora los presupuestos y que un documento de tal envergadura no se puede evaluar en unas cuantas horas.

Y es que Italia no ha querido publicar el programa mientras negociaba con Bruselas y hasta hoy no se han leído con detalle las políticas incluidas.

«Muchos lamentan que los presupuestos no hayan sido debatidos y tienen razón. Debemos intentar que esto no ocurra más», dijo a los medios el presidente de la Cámara de los Diputados, Roberto Fico, miembro del M5S.

Entre las medidas incluidas en el documento se encuentra un impuesto único del 15 % para autónomos, una medida que había abanderado la Liga en campaña electoral y que inicialmente iba a ser para todas las rentas.

Además, habrá una financiación de 4.700 millones para reformar el sistema de pensiones y acelerar la edad de jubilación, caballo de batalla de la Liga, y otros 6.100 millones para proporcionar una ayuda al desempleo de unos 780 euros, promesa estrella del M5S.

El Gobierno también contempla incrementar la contribución fiscal de las llamadas «pensiones de oro» que será del 15 % para las rentas superiores a los 100.000 y 130.000 euros anuales y de hasta un 40 % en el caso de las que sobrepasen los 500.000 euros.

No aumentará el IVA en 2019, las empresas de comercio online tendrán que pagar una tasa impositiva del 3 % en los servicios digitales, habrá incentivos fiscales de hasta 6.000 euros para quien compra vehículos eléctricos, híbridos, o no contaminantes, y un impuesto para los coches contaminantes de alta gama.

Un fondo de 5.000 millones irá destinado a favorecer la accesibilidad y la movilidad de las personas con discapacidad en el país y otro fondo idéntico será dedicado a las mujeres víctimas de violencia machista.

Los jubilados que viven actualmente en el extranjero y decidan cambiar su residencia a un municipio italiano del sur con menos de 20.000 habitantes pagarán solo un 7 % de impuestos durante cinco años.

Finalmente, un total de 400 millones de euros estarán reservados para asegurar las carreteras, escuelas y edificios públicos y 75 millones irán a parar a Roma, para que el Ayuntamiento asfalte las calles y acabe con el problema de los agujeros en el pavimento.

Acerca de ProfesionalesHoy 27953 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy