La zona libre fronteriza alentará economía mexicana, dice López Obrador

Reynosa (México), 4 ene (EFE).- La zona libre de la frontera norte de México con Estados Unidos, que entró en vigor este 1 de enero, alentará el crecimiento económico del país, aseguró hoy el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador.

«Estamos buscando que haya crecimiento económico para que haya empleos, bienestar y en consecuencia paz y tranquilidad», señaló el mandatario al presentar el programa económico en Reynosa, ciudad fronteriza del estado nororiental de Tamaulipas.

López Obrador apuntó que parte de la inseguridad y violencia que han afectado a México tuvo su origen en la falta de crecimiento económico en el país, lo cual ahora se pretende revertir con programas como el de la zona libre de la frontera norte.

Creada por decreto presidencial y con una vigencia inicial de dos años, esta zona libre es uno de los 25 programas prioritarios del Gobierno de López Obrador, que comenzó el 1 de diciembre de 2018.

La zona libre comprende 43 municipios de los estados de Baja California, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas, a todo lo largo de 3.180 kilómetros de frontera con Estados Unidos, desde el Pacífico hasta el Golfo de México.

«Tenemos que crecer lo más horizontal que se pueda», declaró López Obrador al señalar que con la zona libre y otros proyectos puestos en marcha su gobierno pretende crear «cortinas para el desarrollo» que eleven la calidad de vida y frenen la migración.

«Que el mexicano no se vea obligado a emigrar, que la migración sea optativa no forzosa, no obligatoria, que el mexicano pueda trabajar en la zona donde está su familia, es el sueño que queremos convertir en realidad», dijo el mandatario.

Su gobierno ha presentado ya proyectos para construir el tren maya, que cruzará los estados de Chiapas, Tabasco, Campeche, Quintana Roo y Yucatán, para promover el turismo en el sureste de México.

Además, se prepara la renovación del Istmo de Tehuantepec mediante un ferrocarril que vaya de Salina Cruz (Oaxaca) a Coatzacoalcos (Veracruz), y un programa para sembrar un millón de árboles frutales y maderables en el sureste, entre otros.

«La frontera debe ser la primera o última cortina de desarrollo», sostuvo el mandatario sobre esta zona en la que el Impuesto al Valor Agregado (IVA) bajará del 16 % al 8 %, y el Impuesto Sobre la Renta (ISR) disminuirá del 30 % al 20 %.

Los precios de la gasolina, diesel, gas y de la electricidad serán homologados con los de Estados Unidos y el salario mínimo ha sido aumentado al doble, hasta 176 pesos (unos 9 dólares) diarios.

El presidente apuntó que se busca que haya beneficios en la región de la frontera norte de México y que sea atractiva para la inversión.

La secretaria (ministra) de Economía, Graciela Márquez Colín, detalló en la presentación del programa que lo que se pretende con estos incentivos es detonar el potencial productivo que tienen los 43 municipios de la franja fronteriza.

Los municipios mexicanos incluidos en este programa, que en conjunto generan el 7,5 del producto interior bruto (pib) de México, tienen un potencial significativo pero una baja competitividad, en comparación con la que alcanzan los condados de EE.UU. situados en la frontera mexicana.

«La idea de estos estímulos es que redunde en un desarrollo integral no solo en detonar crecimiento (…) queremos un desarrollo equilibrado en la región», comentó.

Para la secretaria (ministra) del Trabajo, Luisa Alcalde, la frontera norte de México debe aprovechar que tiene una posición privilegiada al lado de Estados Unidos, «una de las economías más potentes» del planeta.

Alcalde puntualizó que estas ventajas de la vecindad no han significado cerrar la brecha en el desarrollo.

«Para ir cerrando la brecha se requiere elevar la productividad, crear condiciones que permitan atraer capital humano e inversión pero también conviene a todos que mejore la situación de la frontera», apuntó la secretaria del trabajo.

Acerca de ProfesionalesHoy 27942 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy