Los expertos descartan una recesión pero alertan de riesgos externos

Madrid, 6 ene (EFE).- Expertos economistas y analistas descartan que el proceso de desaceleración económica que atraviesa España sea la antesala de una nueva recesión, aunque instan a prestar atención a riesgos procedentes del exterior, sobre todo una posible guerra comercial global.

La mayoría de expertos consultados por EFE subrayan que el crecimiento económico es todavía fuerte y se mantendrá así a medio plazo, a pesar de que varios organismos internacionales hayan rebajado sus previsiones y el propio Gobierno tenga la intención de revisar las suyas -2,6 % en 2018, 2,3 % en 2019 y 2,2 % en 2020-.

La economista senior de la Fundación de Cajas de Ahorros (Funcas), María Jesús Fernández, considera que, salvo que se materialicen algunos riesgos internacionales, la economía mantendrá su ritmo el próximo año en el 2,2 %, para después acercarse a su ritmo potencial, de en torno al 1,7 %.

Estas previsiones podrían recortarse si las debilidadades de la economía española (elevado déficit y endeudamiento) se ven afectadas por amenazas internacionales, como un frenazo de la economía más brusco de lo esperado, la intensificación de guerras comerciales o la incertidumbre por el proceso electoral en la UE.

La patronal CEOE, por su parte, prevé un crecimiento de la economía española del 2,6 % para 2018, compatible con una desaceleración muy gradual que se prolongará en 2019, con un crecimiento del 2,3 %, en el que la demanda interna seguirá siendo el principal motor del crecimiento, aunque moderará su aportación al PIB.

Dentro de la demanda nacional, la inversión en equipo y, en menor medida, la construcción, seguirán siendo los componentes más dinámicos apoyados por unas condiciones financieras aún favorables y las buenas perspectivas del mercado laboral.

El director de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea), Ángel de la Fuente, ve indicios de desaceleración aunque “no parece que haya un desastre inminente”. En cualquier caso, “en algún momento llegará” otra recesión.

Cita entre los principales riesgos una posible guerra comercial, la eventual subida del precio del petróleo o el agotamiento de la política monetaria expansiva que podrían hacer “perder fuerza” al crecimiento, aunque “sin dramatizar”.

El director adjunto del Ivie y catedrático de la Universidad de Valencia Joaquin Maudos descarta hablar de recesión o contracción económica e incide en que se trata de una ralentización, ya que el PIB seguirá creciendo por encima del 2 %, “lo que permitirá seguir reduciendo la tasa de paro”.

No obstante, advierte de que el principal riesgo son las medidas proteccionistas de EEUU y la guerra comercial con China que ha pasado factura al comercio mundial y, en el ámbito interno, la “misión imposible” de emprender reformas con un Gobierno en minoría.

“No hay señales de excesos que nos puedan llevar a una recesión en 2019”, zanja la analista de AFI Diana Posada, que añade que los indicadores de desaceleración son en realidad “de estabilidad” porque “España mantiene ritmos de crecimiento bastante elevados”.

A pesar de ello, Posada insta a “prestar atención” a la demanda exterior, afectada por la ralentización de países del entorno y del comercio global, así como al consumo de los hogares, que tenderá a desacelerarse si no aumentan los salarios.

Menos optimista es la secretaria general del Instituto de Estudios Económicos (IEE), Almudena Semur, que afirma que un mayor gasto público y una subida de impuestos podría “empeorar bruscamente” el crecimiento del PIB de 2020 y provocar una situación “preocupante”.

El IEE mantiene que la economía crecerá este año a un ritmo del 2,1 %, pero avisa de que si se indexan las pensiones al IPC o se deshace la reforma laboral de 2012 el impacto negativo en la creación de empleo sería este año muy directo.

La ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, avanzó el pasado jueves que el Gobierno revisará la previsión de crecimiento económico de 2019, al tiempo que subrayó que seguirá por encima de la media europea y descartó una próxima recesión.

También el secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, afirmó esta semana que el mercado de trabajo español, que ha creado medio millón de empleos en 2018, “hasta ahora no refleja ninguno de los indicadores asociados a la idea de desaceleración”.

A lo largo de los últimos meses varias instituciones internacionales han rebajado sus previsiones de crecimiento económico para España en 2019, como la Comisión Europea -dos décimas, al 2,2 %- o la OCDE -dos décimas, al 2,2 %-, mientras que el Fondo Monetario Internacional (FMI) la mantiene en el 2,2 %, todas por debajo de lo estimado por el Gobierno (2,3 %).

Acerca de ProfesionalesHoy 25253 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy