Empleados de Alcoa se movilizan en Madrid contra los cierres de Coruña y Oviedo

Madrid, 8 ene (EFE).- Un millar de personas se ha concentrado hoy ante el Ministerio de Industria, en Madrid, para pedir al Gobierno una intervención directa que evite los cierres de las fábricas de aluminio de Alcoa en La Coruña y Avilés (Asturias).

El grueso de los manifestantes, a los que también se han unido colectivos como la Coordinadora de Pensionistas, han llegado en quince autobuses desde Avilés y en tres desde Galicia para pedir el mantenimiento de ambas plantas, que Alcoa quiere cerrar y en las que trabajan en total 686 trabajadores.

La concentración ha transcurrido sin incidentes, salvo la ocupación de los carriles centrales del Paseo de la Castellana a la altura del Ministerio de Industria por una parte de los manifestantes, que ha provocado cierta tensión con la Policía y que ha finalizado con la retirada de los ocupantes de esos carriles a petición de los representantes del comité de empresa.

Los concentrados portaban camisetas y pancartas con el lema «Alcoa no se cierra», en castellano y gallego, y «Enerxía solución», y exhibían banderas del Principado de Asturias, de Galicia y de los sindicatos CCOO, UGT y USO.

Un ataúd con la frase «Aluminio Galego» alertaba del futuro que se cierne sobre las zonas donde se encuentran las fábricas si finalmente se producen los cierres, mientras manifestantes disparaban petardos y bengalas de colores y se proferían gritos de «la próxima visita será con dinamita».

La ministra de Industria, Reyes Maroto, ha trasladado desde Almería, donde ha presentado el proyecto de reindustrialización alternativo a la planta de Cemex, en Gádor, su solidaridad a los trabajadores de las dos fábricas de Alcoa que en esos momentos se manifestaban en Madrid.

Ha señalado a la multinacional que será responsable de la pérdida de muchos empleos, si mantiene su bloqueo, y ha apelado a su solidaridad para que «se replantee el cierre de las dos plantas» dé tiempo a buscar soluciones que puedan garantizar la actividad en las zonas afectadas como ha ocurrido con Vestas y Cemex.

Mientras representantes de los comités de empresas de Alcoa en Avilés y La Coruña eran recibidos en Madrid por el subsecretario de Industria, Alejandro Falco, al que le han dicho que les quedan seis días para ser despedidos y que el Gobierno tiene que hacer algo para que no se cierren las plantas.

Acerca de ProfesionalesHoy 27107 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy