Sánchez defenderá en Davos la «fortaleza» y «fiabilidad» económica de España

Madrid, 21 ene (EFE).- El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, acudirá al Foro Económico Mundial de Davos con una agenda marcada por los contactos con el sector tecnológico y un objetivo, el de defender la «fortaleza» y «fiabilidad» de la economía española ante algunos de los principales líderes e inversores del planeta.

Sánchez es el primer presidente de Gobierno español que va a Davos en nueve años, ya que el último en hacerlo fue José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy no estuvo en ninguna ocasión durante su tiempo en La Moncloa.

Fuentes del Ejecutivo subrayan la importancia de este regreso a un foro que reúne a líderes políticos, económicos y sociales y que consideran «fundamental» para que el presidente pueda defender los intereses de España en este mundo globalizado y establecer «liderazgos cooperativos» sobre determinados asuntos.

Creen, además, que éste es un momento «delicado» para la globalización, con muchos obstáculos geopolíticos, medioambientales y económicos, y todos ellos afectan a España y a Europa, de ahí que Sánchez quiera participar en encuentros de este tipo para «formar parte» de las soluciones que se debatan y adopten.

El núcleo de la presencia de Pedro Sánchez en Davos será su intervención ante el plenario del Foro Económico Mundial, el miércoles 23 por la tarde.

Aunque en esta edición de Davos habrá muchas ausencias -entre ellas la del presidente estadounidense, Donald Trump, y su delegación por el parón administrativo en Washington-, en Moncloa destacan la invitación al plenario como señal inequívoca de que Sánchez está entre los líderes principales que acuden a la ciudad suiza este año.

Junto al plenario del miércoles, la organización ha invitado a Sánchez a participar el jueves en un almuerzo con líderes titulado «El mundo en la era de la globalización 4.0».

También se le ha convocado para dirigir un debate el jueves sobre el futuro de Europa. Como el almuerzo, esta cita será a puerta cerrada.

En su discurso ante el plenario, explican desde el Ejecutivo, el presidente trasladará el mensaje de que «la economía debe estar al servicio de las personas y no de sí misma».

Sánchez tiene previsto hablar del Brexit, del auge de los populismos o del nacionalismo económico y el proteccionismo, entre otras cuestiones.

Pero sobre todo, subrayan desde el Gobierno, defenderá las «fortalezas» de la economía española, su «solidez» y su «fiabilidad» en este foro al que asisten representantes de las principales multinacionales del mundo.

No en vano, además de su intervención en el plenario, el presidente ha optado por una agenda mucho más económica que política.

Tras recibir más de sesenta peticiones de encuentros bilaterales, Moncloa ha optado por celebrar, en principio, solo un encuentro político, con el presidente de la Confederación Suiza, Ueli Maurer, y seis reuniones con altos directivos de grandes empresas: Microsfot, Facebook, Boooking, Amazon Web Services, IBM y Arcelor Mittal.

El hecho de que cinco de las seis empresas son tecnológicas es decisión del Ejecutivo, que entiende que España debe formar parte de los países que lideren la transición económica de un modelo productivo a otro basado en el conocimiento y la digitalización.

Hay además en esta lista empresas que tienen «importantes inversiones en juego», según aseguran en Moncloa, que no da más detalles para no truncar estos proyectos.

Y la elección de la empresa de acero Arcelor es su relevancia en el mercado mundial y su importante presencia en España.

Desde el Gobierno niegan que el nuevo impuesto a las tecnológicas sea la razón por la que estas empresas quieran verse con Sánchez, y aseguran que ese será solo uno de los asuntos de los que se hablará, porque también hay otros como el capital humano, las políticas públicas para ayudar a estos sectores, las infraestructuras o el apoyo a la innovación y la propiedad intelectual.

Acerca de ProfesionalesHoy 28747 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy