Vodafone España, en plena negociación del ERE, recorta sus ingresos un 7,3 por ciento

Madrid, 25 ene (EFE).- Vodafone España, en plena negociación del ERE que ha planteado para 1.200 trabajadores, ha anunciado este viernes que sus ingresos cayeron un 7,3 % entre octubre y diciembre de 2018 (su tercer trimestre fiscal) con respecto al mismo periodo de 2017, hasta los 1.165 millones de euros.

Esta nueva caída de ingresos se suma al descenso de la facturación del 4,8 % registrado entre julio y septiembre, periodo que coincidió con la guerra del fútbol mantenida entre los operadores para hacerse con los clientes que contrataban ese contenido tras anunciar Vodafone que no seguiría comprándolos.

La compañía ha asegurado en un comunicado que la actividad comercial ha mejorado en su tercer trimestre fiscal, todavía influido en octubre por la guerra del fútbol, y ha destacado en ese sentido la ganancia de 49.000 clientes en fibra (la cartera total supera los 2,8 millones) y 13.000 de televisión (hasta los 1,28 millones).

Sin embargo, Vodafone perdió 94.000 clientes móviles con contrato entre octubre y diciembre (principalmente líneas de bajo valor, según la operadora) hasta cerrar su tercer trimestre fiscal con 11,5 millones de líneas (13,9 millones si se tienen en cuanta también a los clientes prepago).

Vodafone ha puesto de relieve que la intensidad competitiva se ha reducido en el mercado español tras la agresividad comercial del verano.

El anuncio de resultados se produce un día después de la primera reunión de la compañía con los sindicatos para negociar el ERE planteado para 1.200 trabajadores, en la que la operadora ofreció 32 días por año trabajado con un máximo de 20 mensualidades y prejubilaciones para los mayores de 56 años, con diez de antigüedad.

Vodafone ha justificado el ERE, que afectará a casi 1 de cada 4 trabajadores en España (la plantilla es de 5.100) y es el tercero que llevará a cabo la compañía en los últimos seis años, en razones económicas, productivas y organizativas, mientras que los tres sindicatos con representación en la operadora han expresado su rechazo a la medida.

La operadora ya recortó en 2015 su plantilla en unos 1.000 trabajadores tras integrar a la operadora ONO, que adquirió en 2014, y antes, en 2013, en unos 900.

Acerca de ProfesionalesHoy 28686 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy