Los taxistas madrileños preparan una propuesta para reabrir la negociación con la Comunidad

Madrid, 29 ene (EFE).- Las asociaciones convocantes de la huelga indefinida de los taxistas de Madrid, que cumple hoy su noveno día, trabajan a estas horas en una nueva propuesta de regulación para los vehículos de alquiler con conductor (VTC), que supondrá una «rebaja considerable» en sus pretensiones iniciales y con la que esperan retomar las negociaciones con la Comunidad de Madrid, estancadas desde el pasado viernes.

Así lo ha declarado esta mañana a los medios el presidente de la Federación Profesional del Taxi de Madrid, Julio Sanz, en la concentración organizada por los taxistas frente a la sede de UGT, en la Avenida de América, poco antes de que varios cientos de taxistas comenzaran a caminar hacia la sede del PP, en la calle Génova, donde también este lunes se manifestaron.

El documento que prepara el sector «no está cerrado» aún, a expensas de que se acuerde definitivamente entre todas las asociaciones, pero Sanz ha asegurado que «flexibiliza» la postura original de los taxistas y pretende servir de base para alcanzar «una alternativa que sea buena para todos».

«Rebajando esas peticiones lo que vamos a hacerle ver a la Comunidad de Madrid es que si tiene ánimo de poder resolver la situación pues tiene ocasión (…) nosotros no nos cerramos en banda», ha declarado Sanz, antes de insistir en el «ánimo de llegar a un acuerdo» que tienen los taxistas y apuntar que «la pelota quedaría en el tejado de la Comunidad».

El vicepresidente de esta misma asociación, Jesús Fernández, ha subrayado que los taxistas «bajo ningún concepto se han levantado de la mesa», y que con su respuesta el Gobierno regional mostrará «qué modelo de transporte público quieren».

Fernández ha afirmado que la principal reivindicación del sector es la definición por ley de un tiempo para precontratar servicios de VTC, y que la fórmula preferida por el taxi sería sustanciar un mínimo en una ley autonómica y que esta habilite a los ayuntamientos a fijar sus respectivos máximos en función de sus necesidades.

Así se hizo en Cataluña, donde una huelga indefinida de taxistas se resolvió el pasado miércoles tras comprometerse la Generalitat a imponer (mediante un decreto que se aprobará hoy) un tiempo mínimo de precontratación de 15 minutos, que el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) ampliará a una hora.

A una pregunta acerca de si una propuesta así sería aceptada por los taxistas madrileños y pondría fin a la huelga, Fernández ha respondido: «Por supuesto que sí».

Sin embargo, el presidente de la Comunidad, Ángel Garrido, declaró la semana pasada que la solución catalana implica una vuelta «hacia la Edad Media».

«Volver a la Edad Media es dejar en manos de cuatro o cinco especuladores, señores feudales, el rendimiento y el trabajo de más de 22.000 familias», ha respondido hoy Julio Sanz.

La última reunión entre el sector del taxi y la Comunidad tuvo lugar el pasado viernes, cuando los taxistas rechazaron rotundamente la propuesta que les hizo llegar el Gobierno autonómico, al considerarla «una anécdota o una burla».

Esa propuesta, resultado de un preacuerdo entre Comunidad y Ayuntamiento de Madrid, planteaba los límites a la precontratación de VTC en términos de espacio, y no de tiempo, estableciendo que el usuario de un VTC debía encontrarse a una distancia mínima de 300 metros.

Algunos cientos de taxistas han participado esta mañana en la concentración ante la sede de UGT, que ha transcurrido sin incidentes ni cortes de tráfico. Desde ahí, alrededor de las 10.15 horas, han emprendido una marcha a pie hacia la sede del PP, en la calle Génova.

Acerca de ProfesionalesHoy 26592 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy