Samsung obtiene un beneficio récord en 2018 pero sus chips empiezan a flaquear

Seúl, 31 ene (EFE).- La tecnológica Samsung Electronics registró un beneficio neto récord de 44,34 billones de wones (34.717 millones de euros ó 39.892 millones de dólares) en 2018, gracias sobre todo al buen rendimiento de sus chips de memoria para ordenadores y móviles.

La cifra es un 5,12 % superior a la del ejercicio de 2017.

La ganancia operativa del gigante surcoreano aumentó un 9,77 % en 2018 con respecto al ejercicio anterior hasta 58,88 billones de wones (46.053 millones de euros ó 52.932 millones de dólares), y su facturación por ventas creció un 1,75 % hasta 243,8 billones de wones (190.819 millones de euros ó 219.312 millones de dólares).

El aumento se vio principalmente propiciado por los ingresos de su sector se semiconductores, que se incrementaron un 16 %, con un notable aumento del 20 % en su negocio de memorias, gracias a la popularidad de sus chips DRAM para PC y memorias flash tipo NAND para teléfonos inteligentes y tabletas, destacó en su informe.

Este sector potenció las ganancias de la compañía durante todo el año salvo en el trimestre octubre-diciembre, en el que su beneficio neto sufrió una fuerte caída del 30,9 % hasta 8,46 billones de wones (6.640 millones de euros ó 7.623 millones de dólares).

El beneficio operativo de Samsung en dichos meses experimentó, por su parte, una reducción del 28,69 % hasta 10.800 billones de wones (8.446 millones de euros ó 9.707 millones de dólares).

Esto se debió a un frenazo en la demanda de sus chips y «smartphones» en el período por «las crecientes incertidumbres externas y los ajustes de inventario en los principales clientes», destacó el conglomerado en el texto. La caída estuvo en línea con sus previsiones anunciadas a principios de este mes.

En el último trimestre del año pasado, las ventas del gigante tecnológico alcanzaron 59,27 billones de wones (46.350 millones de euros ó 53.263 millones de euros), un 10,18 % interanual menos.

Los ingresos de su negocio de semiconductores se desplomaron un 24 % en dichos tres meses, un 26 % sólo en el caso de sus memorias, en un aparente punto y aparte del auge de los últimos dos años.

Las ganancias obtenidas de sus productos DRAM «cayeron significativamente debido a unas ventas lentas», mientras que en el caso de las memorias NAND, «el precio continuó disminuyendo debido al crecimiento de la oferta en la industria», destacó la empresa.

La venta de teléfonos inteligentes también se situaron por debajo de las previsiones del mercado, ya que los elevados costes de promoción en la temporada redujeron su rentabilidad.

En su sector de telefonía «las ganancias cayeron debido a una bajada en las ventas causada por unos envíos débiles de ‘smartphones’ en medio de un mercado estancado», dijo la compañía.

Samsung Electronics considera que en el primer trimestre de 2019 la demanda de chips memorias «se mantendrá lenta» por los ajustes de inventario y una «estacionalidad débil». Para la totalidad del ejercicio, «la demanda mejorará» y la industria experimentará un giro hacia chips «de mayor calidad para mayores aplicaciones».

El conglomerado dijo que buscará nuevos motores de crecimiento y se comprometió a apostar por sectores emergentes como el de redes de telefonía 5G, inteligencia artificial y tecnología OLED.

En cuanto a su sector telefónico, la tecnológica prevé que el lanzamiento del Galaxy S10 le ayudará a «reforzar el liderazgo en el mercado de gama alta y a mejorar las ganancias».

Los resultados financieros de Samsung, aunque en línea con sus previsiones anunciadas a principios de enero, fueron recibidos con un sabor agridulce por los inversores de la Bolsa de Seúl.

Las acciones de la compañía subieron por encima del 1 % en la primera media hora de sesión, poco después de la publicación del informe, pero se encontraban en terreno negativo cerca de la media sesión.

Acerca de ProfesionalesHoy 27936 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy