Ministro británico de Comercio, reacio a una liberalización total de la economía si hay brexit duro

Londres, 6 feb (EFE).- El ministro británico de Comercio Internacional, Liam Fox, dijo hoy que personalmente «no aboga» por una liberalización total y unilateral de la economía del Reino Unido en caso de un «brexit» sin acuerdo el próximo 29 de marzo.

En una comparecencia ante una comisión parlamentaria, aseguró «entender completamente» los riesgos de eliminar las tarifas a las importaciones pero puntualizó que, en última instancia, el tipo de regulación será una decisión conjunta del Gobierno.

El Ejecutivo de la primera ministra Theresa May decidirá «pronto» la política arancelaria que adoptaría si este país sale de la Unión Europea (UE) sin acuerdo bilateral en la fecha prevista del 29 de marzo, cuando pasaría a regirse por los estándares de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Fox dijo que, aunque la liberalización completa «es una posibilidad», no la defiende, porque significaría «una repentina competencia» para algunos sectores productivos nacionales, muchos de los cuales ya han advertido de los peligros de esta opción.

«Personalmente nunca he abogado por una liberalización completa, por esas precisas razones», afirmó el titular de Comercio, uno de los abanderados del «brexit» dentro del Gobierno y parte del ala más neoliberal del Partido Conservador.

«Como representante de una circunscripción electoral mayormente agrícola, soy muy consciente del impacto que unas tarifas cero tendrían para nuestra agricultura», declaró a los diputados.

«Una liberalización unilateral no es lo que yo propongo ni tampoco lo he oído de nadie más en el Gobierno», mantuvo.

Por otra parte, un grupo de diputados contrarios al «brexit» como lo plantea May, incluido el exministro David Davis, presentaron hoy una propuesta de tratado comercial bilateral británico-comunitario para después de la salida del bloque.

Este acuerdo, que, según ellos, daría lugar a las condiciones «más avanzadas y liberalizadas» jamás vistas, propone tarifas cero y ausencia de cuotas a la importación de bienes y productos agrícolas y alimenticios, así como una «liberalización máxima» de los servicios.

Aunque sigue confiando en que se apruebe su acuerdo de «brexit», pactado con el resto de la UE en noviembre pasado, May no ha descartado una marcha de la UE sin pacto, la opción más temida por los sectores económicos y a la que también se opone la mayoría del Parlamento británico.

Acerca de ProfesionalesHoy 26216 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy