Moody’s advierte de un creciente riesgo de impagos de deuda en Europa

Madrid, 13 feb (EFE).- La agencia de calificación Moody’s prevé que la tasa de impagos de deuda en Europa empiece a aumentar ya durante este año y que en los próximos el ratio de recuperación por parte de los inversores tienda a caer, lo que podría afectar a la estabilidad financiera de la zona euro.

Así lo ha advertido el vicepresidente de Estrategia de Crédito de Moody’s, Jorge Rodríguez, durante la conferencia anual de la entidad celebrada este miércoles en Madrid sobre tendencias crediticias en Europa.

A la agencia calificadora le «preocupa» el aumento del número de emisores de deuda europeos que están en grado especulativo (con calificaciones B o inferiores), «que hasta no hace mucho tiempo eran la excepción y ahora empiezan a ser la norma».

En 1998 sólo el 7 % de los emisores tenían un rating B, y el 2 % Caa o inferiores, mientras que ahora en ambos tramos agrupados, lo que se considera el grado especulativo, se encuentran el 40 %, con una mayor concentración en el tramo más bajo de la escala.

«Esto nos preocupa porque para estos ratings históricamente las tasas de impago han sido muy elevadas», según Rodríguez. Así, cerca del 3 % de las compañías con calificación B incurren en impago en un año, el 10 % en tres años y el 15 % en cinco años, un porcentaje éste último que se eleva hasta el 30 % en el caso de las que están en Caa o por debajo.

A ello se suma que Moody’s prevé tasas de recuperación más bajas en casos de impago que en ciclos anteriores, lo que «puede terminar afectando a la estabilidad financiera» de la región, según el analista.

Según sus cálculos, la tasa de impago actual ronda el 1 % en Europa, pero podría incrementarse incluso hasta el 3 % durante este año.

Los sectores más endeudados son los de servicios de consumo, media y comercio minorista, según se ha detallado en la conferencia de Moody’s, en la que se ha destacado el elevado esfuerzo de desapalancamiento acometido en general en toda Europa.

Según ha detallado la analista sénior de Moody’s para España y otros países periféricos, Kathrin Muehlbronner, la deuda privada en Europa sigue siendo muy elevada y ronda el 84 % del PIB, muy por debajo del 92 % que alcanzó en su pico más reciente.

Sin embargo, aún está cerca de 20 puntos por encima del 65 % que se registraba antes de la crisis, en 2007, aunque en el caso particular de España se ha logrado un desapalancamiento «muy significativo», según ha apuntado.

Este es uno de los motivos por lo que por primera vez desde 2007 Moody’s no tiene perspectivas negativas en sus calificaciones soberanas europeas, aunque éstas están aún muy lejos del nivel previo a la crisis, incluido el caso de España, pese a las dos recientes revisiones al alza.

En cualquier caso, la agencia sólo tiene perspectiva positiva para la calificación crediticia soberana de cinco países europeos (Grecia, Malta, Eslovaquia, República Checa y Francia) y durante 2018 únicamente elevó la de Portugal y España.

Acerca de ProfesionalesHoy 26084 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy