El Supremo alemán refuerza la posición de los afectados por los motores diésel de VW

Berlín, 22 feb (EFE).- El Tribunal Supremo alemán consideró este viernes que los dispositivos ilegales que instaló Volkswagen en sus motores diésel son un «defecto material», lo que refuerza la posición de millones de clientes damnificados por el fraude de las emisiones contaminantes y eleva su posibilidad de éxito en caso de que reclamen ante la Justicia.

En un auto el alto tribunal se pronunció por primera vez sobre esta controvertida cuestión, señalando que en base a «interpretaciones jurídicas provisionales» se «debería partir de la base» de que estos programas informáticos son «un defecto material».

Volkswagen instaló en millones de sus vehículos diésel un software que limitaba el funcionamiento del filtro del motor en muchas más condiciones de lo legalmente permitido, lo que hacía que en la práctica estos vehículos contaminasen mucho más de lo que se registraba en las pruebas en laboratorio y por encima de los límites europeos.

Acerca de ProfesionalesHoy 25736 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy