El IPC detiene su senda bajista con un leve repunte hasta el 1,1 % en febrero

Madrid, 28 feb (EFE).- El índice de precios de consumo (IPC) ha repuntado en febrero una décima, para situarse en el 1,1 % interanual e interrumpir así la senda bajista iniciada en noviembre, según el dato adelantado este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El INE explica que el repunte se debe al encarecimiento de los carburantes, una observación compartida por María Jesús Fernández, de la Fundación de Cajas de Ahorros (Funcas), que ha explicado a Efe que el dato supera en una décima su previsión y lo achaca precisamente a la reciente apreciación del petróleo.

En cambio, Diana Posada, de Analistas Financieros Internacionales (AFI), considera que el avance podría haberse debido más a «un pequeño repunte de los alimentos no elaborados», aunque también «ligeramente» a la energía.

«Por contra, los precios más estables, como los de los servicios o bienes industriales, siguen sin grandes cambios, así que prevemos que la inflación subyacente sea del 0,9 o 1 %, en línea con los últimos meses», ha afirmado a Efe.

Funcas prevé, sin embargo, que la subyacente -que excluye carburantes y alimentos frescos- sea en febrero del 0,7 %, un dato que el INE dará a conocer el 13 de marzo.

La evolución mensual del IPC muestra que los precios de consumo se recuperaron el 0,2 % durante este mes, una décima más que en febrero de 2018.

El índice de precios de consumo armonizado (IPCA) -que mide la inflación con el mismo método en todos los países de la eurozona-, fue también del 1,1 % internual y el 0,2 % mensual.

Partiendo de un escenario con el barril de Brent a 62 dólares hasta marzo y luego a 65, Funcas considera que la inflación media anual rondará este año el 1,1 %, permaneciendo por encima del punto porcentual sólo hasta abril.

Según esa entidad, en un escenario de 75 dólares por barril de media en 2019 la inflación promedio se situaría en el 1,5 % y la del cierre del año por encima del 2 %, mientras que si el crudo tuviera un precio medio de 55 dólares esas tasas se situarían en el 0,7 % y el 1,5 %, respectivamente.

«Nuestra previsión más razonable sitúa la inflación media de 2019 entre el 1,1 y 1,5 %», ha apuntado Fernández, que cree que los mercados ya han estado descontando un escenario algo más optimista que a finales del año respecto a las tensiones comerciales entre EEUU y China.

Sin embargo, AFI establece su previsión de inflación promedio para 2019 en el 1 %, lejos del 1,7 % del año pasado, «debido sobre todo a una aportación negativa del precio de la energía», según Posada, que parte de un escenario de 65 dólares por barril de media, frente a los 72 de 2018.

En su opinión, la tasa de inflación interanual más elevada se registrará en abril (entre 1,6 y 1,7 %) para luego anotar una «moderación importante» en verano y otoño, cuando podría rondar el 0,5 % por la contracción de los precios de la energía.

En declaraciones a Efe, Joaquin Maudos, director adjunto del Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie) y catedrático de la Universidad de Valencia, también considera que si el crudo mantiene su precio actual, el IPC promedio podría rondar el 1,1 % y quedar así por debajo de la media europea, lo que favorece la competitividad española.

Tanto Funcas como AFI anticipan que en diciembre habrá un repunte de la inflación interanual debido al «efecto escalón» que se produce después de que en el último mes de 2018 el IPC registrara un descenso inusual para ese mes, que hace muy probable que, por comparación, el dato del próximo diciembre muestre un avance.

Santiago Carbó, catedrático de Economía de Cunef y director de Estudios Financieros de Funcas, ha valorado a Efe que «la inflación sigue algo perdida» y refleja en parte la desaceleración de la economía, y calcula que cerrará el año en torno al 1,1 %.

En cualquier caso, el profesor de Economía de Esade Juan Ignacio Sanz ha recordado a Efe que la inflación sigue muy lejos de la tasa «saludable» y «deseable» del 2 % que reflejaría un crecimiento económico robusto, y está siendo impulsada por las variables más volátiles y desligadas del avance de la economía.

«La inflación subyacente está al ralentí» y es reflejo de lo que está ocurriendo, según Sanz, en Europa, lo que justifica que la previsión de subida de tipos se esté alejando en el tiempo.

Mar Gonzalo

Acerca de ProfesionalesHoy 27027 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy