El Primer ministro chino admite que hay duros desafíos para la economía nacional

Pekín, 5 mar (EFE).- El primer ministro chino, Li Keqiang, admitió hoy que su país se enfrenta a «duros desafíos» en el terreno económico, provenientes tanto del interior como del exterior.

Li habló de estos problemas durante un discurso pronunciado en la apertura de la sesión anual de la Asamblea Nacional Popular (ANP, Legislativo).

«Mirando hacia atrás, podemos ver que no ha sido fácil conseguir lo que hemos conseguido», dijo el primer ministro, quien reconoció que «una combinación de problemas viejos y nuevos y cíclicos y estructurales han provocado cambios en lo que solía ser un rendimiento económico generalmente estable».

Según Li, algunos de estos cambios «han provocado preocupaciones».

Entre los factores exteriores, destacó que «el crecimiento de la economía mundial está ralentizándose, el proteccionismo y el unilateralismo se agravan, los precios de los productos básicos en los mercados internacionales experimentan grandes fluctuaciones, los factores de inestabilidad e incertidumbre se acrecientan visiblemente y los riegos importados se incrementan».

El informe que leyó Li toca también el tema de la guerra comercial con Estados Unidos, sobre lo que afirma que China «seguirá promoviendo las negociaciones» y renovó su compromiso con la «cooperación mutuamente beneficiosa» y con la «resolución de disputas comerciales mediante debates en igualdad».

«En el plano interno, se perciben una mayor presión del descenso del crecimiento económico, una desaceleración del incremento del consumo y una falta de vigor para aumentar las inversiones efectivas», agregó Li.

Asimismo, el jefe del Gobierno chino habló de los «dilemas» a los que se enfrenta el país debido a los múltiples objetivos que se ha marcado, como garantizar un crecimiento económico estable a la vez que se previenen los riesgos o tareas como promover el desarrollo económico y social.

Li también aludió a una mayor «dificultad de hacer elecciones políticas» y a la relación entre los intereses a corto y a largo plazo.

Durante su discurso, el mandatario desveló que China espera crecer entre un 6 y un 6,5 %, al situar la previsión en una horquilla en lugar de en una cifra fija.

Acerca de ProfesionalesHoy 26106 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy