El BCE estudiará medidas para paliar las consecuencias de los tipos negativos

Fráncfort (Alemania), 10 abr (EFECOM).- El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, dijo hoy que se analizará si los tipos de interés negativos tienen un efecto colateral en la rentabilidad de los bancos y se estudiarán medidas para mitigar ese efecto.

Tras la reunión del Consejo de Gobierno, Draghi señaló en rueda de prensa que quiere analizar estos efectos colaterales y que estudian medidas, a pesar de que hoy no se han tratado.

«En nuestro análisis regular, también consideraremos si el mantenimiento de las implicaciones favorables de los tipos de interés negativos para la economía requiere mitigar sus posibles efectos colaterales, si los hubiera, en la intermediación de los bancos», apostilló Draghi.

El mercado ha previsto que la introducción de estas medidas implica que los tipos de interés negativos a los depósitos bancarios en el BCE por el exceso de liquidez bajarán más o seguirán en el nivel actual durante más tiempo.

Los bancos de Alemania, Francia y Holanda concentran la mayor parte del exceso de reservas en el BCE.

No obstante, aunque no facilitó más detalles sobre las medidas, Draghi dijo que la reacción del mercado desde que dijo a finales de marzo en una conferencia que estudiarán estas medidas ha sido la correcta.

Como cada vez está más claro que la política monetaria va a ser muy expansiva durante más tiempo de lo que se esperaba, la rentabilidad del bono alemán a diez años, que es el de referencia, ha pasado al terreno negativo en el mercado secundario.

Draghi cuestionó que sean los tipos de interés negativos los que lastran la rentabilidad de algunos bancos y consideró que en algunos casos son los elevados costes los que merman los beneficios, sin citar ningún banco en concreto.

También señaló que hay un exceso de capacidad en el sistema bancario de la zona del euro y que esa es una causa de su debilidad, y por ello es necesaria una consolidación.

«Algunos bancos tienen un ratio de eficiencia de más del 80 % o del 90 % y se quejan de que los tipos de interés negativos afectan a su rentabilidad», dijo Draghi.

El ratio de eficiencia de una entidad bancaria es el cociente entre los costes de explotación y los ingresos que obtiene.

Un banco con un ratio de eficiencia del 90 % necesita gastar 90 euros para ingresar 100 euros. Una entidad será más eficiente cuanto menor sea su ratio de eficiencia.

El ratio de eficiencia medio de los mayores bancos de la zona del euro, los que el BCE supervisa directamente, era del 65,10 % en las últimas cifras estadísticas publicadas, que corresponden al tercer trimestre de 2018 (65,85 % en el segundo trimestre de 2018 y 62,94 % un año antes, en el tercer trimestre de 2017).

Los bancos menos eficientes de la zona del euro son los alemanes, con un ratio del 80,47 %, seguido de los malteses (78,63 %) y los franceses (71,80 %).

Sin embargo, los más eficientes son los bancos lituanos, que tienen un ratio del 46,99 %.

Los bancos españoles tienen un ratio de eficiencia del 51,92 % y los italianos del 63,22 %.

El precio de las nuevas operaciones de liquidez a dos años, que comenzarán en septiembre, tendrá en consideración «la evolución de las perspectivas económicas» y cómo presten los bancos en ese momento.

Los detalles se comunicarán tras una de sus próximas reuniones, probablemente en junio.

El presidente del BCE hizo hincapié en que la información disponible desde comienzos de marzo confirma que «la ralentización del ritmo de crecimiento se ha prolongado este año».

Aunque, según Draghi, la probabilidad de que la zona del euro entre en recesión es «baja» y menor que en otros episodios de recesión.

De todas formas, para calmar temores, Draghi insistió en que el Consejo de Gobierno está preparado para ajustar todos sus instrumentos en caso de que sea necesario.

Acerca de ProfesionalesHoy 26636 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy