Empresarios de México piden a pares de EE.UU. anteponer comercio a migración

México, 12 abr (EFE).- Los empresarios mexicanos pidieron este viernes a sus colegas estadounidenses no confundir problemas de migración, que han aumentado en los últimos meses con la llegada de miles de personas a la frontera entre ambos países, con asuntos de comercio e industria.

Durante la reunión del Diálogo Empresarial México-Estados Unidos (US-Mexico CEO Dialogue) que se llevó a cabo jueves y viernes en la ciudad de Mérida, Yucatán, sureste del país, los empresarios locales hablaron de mantener las fronteras «eficientes y efectivas».

«Entendamos todos, y sobre todo el Gobierno de Estados Unidos, nuestra preocupación porque estas fronteras siempre se mantengan abiertas libres y eficientes y que no confundamos problemas de migración con problemas de comercio e industria», dijo el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) de México, Carlos Salazar.

Salazar dijo que dentro de la reunión se habló de la importancia de la ratificación del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

E indicó que los funcionarios estadounidenses se comprometieron a «llevarlo a cabo lo más rápido posible» al tiempo que los empresarios mexicanos les recordaron que el jueves se aprobó en la Cámara de Diputados la reforma laboral, que habría de facilitar la ratificación del convenio en los respectivos legislativos.

Dicha reforma, apuntó Salazar, era «un compromiso antes de firmar el T-MEC para tener una ley laboral que modernice la relación entre patrones y trabajadores».

Antes, el presidente de la Cámara de Comercio de Estados Unidos, Thomas Donohue, apuntó que México y Estados Unidos son «aliados que de dependen uno del otro y estamos muy involucrados en la economía uno del otro».

Recordó que México es el tercer aliado comercial más grande de Estados Unidos, el tercer mercado más grande y el hogar de 110.000 millones de dólares en inversión extranjera directa.

«Uno de nuestras prioridades es preservar la relación entre ambos países para completar de manera exitosa el tratado, y seguiremos hasta que sea firmado e implementado y que sean retirados los aranceles impuestos al acero y aluminio mexicanos», apuntó.

Donohue felicitó al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, por hacer que el crecimiento y el desarrollo del sur del país «sea una prioridad clave» de su administración.

Dijo que esto representa el futuro de la prosperidad de México y «el éxito económico de México también lo es de Estados Unidos» al tiempo que señaló que el suroriental estado de Yucatán, donde se llevó a cabo la reunión «simboliza el potencial económico que tiene el sur de México».

La cumbre de grandes empresarios de México y de Estados Unidos en Mérida busca atraer inversión en el sureste del país y dar continuidad a la agenda comercial, ayudando a frenar la migración.

En tanto, el presidente de México se comprometió ante los empresarios de ambos países a respetar los compromisos que se hicieron para la aprobación del T-MEC y a desarrollar el sureste de México y a cooperar con el desarrollo de los países de Centroamérica para contener la migración.

Recordó que para impulsar esta región del país -de las más rezagadas- su gobierno tiene proyectos como el Tren Maya, la Refinería de Dos Bocas en Tabasco o el corredor del Istmo de Tehuantepec que servirá para acercar a los países de oriente con al Costa Este del norteño país vecino.

Además de López Obrador, a la cumbre empresarial binacional asistieron los secretarios de Economía y Relaciones Exteriores de México, Graciela Márquez y Marcelo Ebrard, y el secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross.

Mediante un comunicado, la Secretaría de Economía informó que Márquez y Ross compartieron, ante más de 60 altos ejecutivos de ambos países, su perspectiva sobre el comercio bilateral y el estado que guarda el proceso de ratificacióón del T-MEC.

Sobre el acceso al tomate mexicano a los Estados Unidos, Márquez solicitó a Ross continuar las negociaciones entre el Departamento de Comercio y los productores de tomate de México para alcanzar un acuerdo a la mayor brevedad.

La ministra también le manifestó la preocupación del Gobierno mexicano con respecto a los cierres parciales y reducción de personal en los cruces fronterizos que han afectado los flujos comerciales y le solicitó dar una pronta solución a la situación que está dañando a las exportaciones mexicanas.

El Diálogo Empresarial México-Estados Unidos fue creado en 2013 por iniciativa del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) en México y de la Cámara de Comercio de Estados Unidos (USCOC) con el objetivo de fortalecer los lazos económicos y comerciales entre los dos países.

Acerca de ProfesionalesHoy 26637 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy