Amazon afloja el ritmo pero sigue creciendo, especialmente en la nube

San Francisco (EEUU), 25 abr (EFE).- Amazon anunció este jueves unas ganancias de 3.561 millones de dólares en lo que va de año y unas cifras de facturación que, aunque señalan una ralentización en su ritmo de crecimiento, mantienen a la empresa de Seattle en la senda positiva, especialmente en el caso de su plataforma en la nube.

La firma que dirige Jeff Bezos lleva tiempo creciendo a un ritmo tan elevado que hace que, por ejemplo, el 16,9 % del aumento de las ventas experimentado en los últimos tres meses palidezca si se compara con el 43 % logrado en el mismo período de hace un año, lo que ha hecho que unas cuentas que para la mayoría de empresas serían muy positivas hayan sido acogidas con frialdad en Wall Street.

Entre enero y marzo de este año, Amazon duplicó sus beneficios e ingresó 59.700 millones de dólares, mientras que los accionistas de la compañía obtuvieron unas ganancias de 7,24 dólares por título, frente a los 3,36 del año pasado.

Para compensar la reducción en el ritmo de crecimiento y seguir aumentando las ganancias, la empresa ha llevado a cabo durante los últimos meses un plan de control del gasto que le ha permitido incrementar sustancialmente el margen de beneficio, de manera que si en marzo de 2018 los gastos supusieron el 96,2 % de todo lo facturado, ahora representan el 92,6 %.

Amazon Web Services (AWS), la plataforma en la nube de la compañía y considerada una de las áreas más estratégicas para su futuro, lideró el crecimiento con un aumento interanual de las ventas del 41 % hasta situarse en los 7.696 millones de dólares.

Al crecimiento de AWS le siguió el aumento de la facturación en su negocio tradicional (venta online) en el mercado norteamericano, que se mantiene como la principal fuente de ingresos de Amazon con 35.812 millones recaudados en los tres primeros meses del año, un 16,5 % más que en el mismo período del ejercicio anterior.

El tercer puesto fue para las ventas a nivel internacional, que presentaron el crecimiento más bajo (un 8,8 %) hasta los 16.192 millones de dólares y que además siguieron siendo una fuente de pérdidas, a causa de los elevados costes operativos en el mercado internacional.

Una de las mayores ralentizaciones en el crecimiento la experimentó el departamento de ventas de anuncios a nivel global (Amazon no distinguió en este campo entre Norteamérica y el resto del mundo), que vio cómo el espectacular ascenso del 132 % experimentado en el primer trimestre de 2018 bajó a «tan solo» un 36 % este año.

El incremento de la facturación total en Norteamérica, del 16,5 %, también se encuentra muy por debajo del 46 % experimentado hace un año, e incluso AWS, «el ojito derecho» de la empresa, vio cómo su ritmo de crecimiento bajaba del 49 % del primer trimestre de 2018 al 41 % de estos tres últimos meses.

Los servicios por suscripción (como Amazon Prime Video), en cambio, mantuvieron un ritmo de crecimiento estable (42 %), pero siguen representando una parte muy pequeña del negocio total de Amazon (poco más del 7 %).

La deuda a largo plazo de la firma durante los pasados tres meses se mantuvo prácticamente estable: bajó ligeramente de los 23.495 millones de dólares con que la empresa cerró 2018 a los 23.322 actuales.

Los resultados de Amazon tuvieron una acogida fría en el mercado de valores, y sus acciones subían únicamente un 0,04 % hasta los 1.903 dólares por título en las operaciones electrónicas posteriores al cierre de los parqués neoyorquinos.

Acerca de ProfesionalesHoy 25664 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy