Sony vuelve a obtener beneficios récord en 2018 gracias a los videojuegos

Tokio, 26 abr (EFE).- El grupo japonés Sony volvió a obtener en 2018 y por segundo año consecutivo un beneficio neto récord, 916.300 millones de yenes (7.363 millones de euros), gracias principalmente al aumento de ventas de videojuegos y a la consolidación en su segmento de música de la editora británica EMI Music Publishing.

La ganancia operativa del conglomerado multinacional fue en dicho ejercicio de una también cifra récord de 894.200 millones de yenes (7.186 millones de euros), un 21,7 % interanual superior, mientras que sus ingresos por ventas crecieron un 1,4 % hasta 8,66 billones de yenes (69.640 millones de euros).

Las ventas en la rama de videojuegos y servicios en línea de Sony fueron las que más crecieron el pasado ejercicio (que concluyó el 31 de marzo), un 19 % interanual, un aumento propiciado sobre todo por el aumento de ventas de software para PlayStation 4 (PS4) y en el número de suscriptores de su servicio de pago PlayStation Plus.

Sony, que ha visto crecer sus ingresos de forma casi generalizada en este sector, prevé que las ventas se mantengan «planas» en 2019, ante la previsión de «un descenso de ventas de hardware» de PS4, aunque confía en que este contratiempo se vea compensado por las ventas de juegos para su todavía actual consola doméstica.

Sin ofrecer grandes detalles y entre constantes rumores sobre su nueva plataforma, Sony confirmó en su informe financiero publicado este viernes que el proyecto está en marcha y que espera que el operativo de su segmento de videojuegos disminuya este año «por el incremento en los gastos de desarrollo para la consola de nueva generación».

Además de los juegos, el segmento de música de la multinacional es otra de las que registró un buen rendimiento el pasado ejercicio.

Aunque las ventas de esta rama aumentaron sólo un 1 %, sobre todo por mayores ingresos en sus servicios de «streaming» (transmisiones en directo), el segmento musical duplicó su beneficio operativo tras consolidar en sus resultados a la editora británica EMI Music Publishing, que compró en 2018.

Sony Pictures, que tantas alegrías le brindó el año anterior, registró una caída de ventas del 2 % después de que «Venom» u «Hotel Transilvania 3» no alcanzaran una recaudación como la conseguida por la última película de Jumanji o «Spider-Man: Homecoming».

El segmento de telefonía siguió siendo deficitario, con un saldo operativo negativo más 3,5 veces superior al de 2017 y una caída en sus ingresos por ventas del 31 %, debido al «descenso de la venta de unidades de teléfonos», una tendencia que prevé que se mantenga.

Como novedad, Sony anunció una reestructuración de este y otros dos segmentos («Entretenimiento para el hogar y sonido» y «Productos y soluciones de imagen»), que integrará en una categoría mayor desde ahora y al que denominará «Productos y soluciones electrónicas».

Su rama de semiconductores siguió gozando de buena salud, con un aumento de ventas del 2 % en 2018 gracias al «significativo aumento de las ventas de sensores de imagen para productos móviles».

Sony publicó hoy sus primeras previsiones para el ejercicio de 2019, que concluirá el 31 de marzo del próximo año.

Para el recién estrenado año fiscal, Sony estima un beneficio neto de 500.000 millones de yenes (4.018 millones de euros), una cantidad un 45 % inferior a la hoy reportada.

Este acusado descenso se debería a la inexistencia de factores como el efecto positivo de la consolidación de EMI en 2018 o «la ausencia de la ganancia registrada por el listado público de las acciones de Spotify», entre otros factores, explicó la empresa.

Sony también espera que por los mismos motivos su ganancia operativa caiga un 9 % hasta 810.000 millones de yenes (6.509 millones de euros), aunque prevé que sus ventas crecerán un 2 % hasta alcanzar 8,8 billones de yenes (70.719 millones de euros) por su previsión de aumento en sus negocios de música, películas y semiconductores.

Acerca de ProfesionalesHoy 26199 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy