Un crecimiento menor y la sanción de la CE lastran las cuentas de Alphabet

San Francisco (EE.UU.), 29 abr (EFE).- La multinacional estadounidense Alphabet, matriz de Google, presentó este martes unos resultados financieros afectados de forma negativa por un crecimiento menor de las ventas y la última sanción de la Comisión Europea (CE) a causa de su actitud «contraria a la libre competencia».

Alphabet, uno de los buques insignia de Silicon Valley, que cuenta entre sus filas con marcas tan reconocidas como Google, Youtube o Android, ganó entre enero y marzo de este año 6.657 millones de dólares, lo que supone un 29,2 % menos que durante el mismo período de 2018, cuando los beneficios fueron de 9.401 millones.

Pese a seguir aumentando las ventas, el ritmo de crecimiento fue sustancialmente inferior al experimentado hace un año (bajó del 26 % al 16,7 % interanual), y los 36.669 millones de dólares facturados durante los primeros tres meses del año quedaron significativamente por debajo de lo previsto por los analistas en Wall Street.

Una de las áreas que más sufrió esta ralentización en las ventas fue el negocio «madre» de Google, la venta de anuncios online, que dejó atrás el sorprendente 24,43 % de crecimiento conseguido en marzo de hace un año para ascender «únicamente» un 15,31 % en el mismo trimestre de 2019.

Este 15,31 %, de hecho, es el incremento más bajo de la facturación por venta de publicidad de los últimos nueve trimestres, que, excluyendo el presente, tuvieron un crecimiento medio del 21,06 %.

A la ralentización de las ventas se sumó la provisión de 1.700 millones de dólares (unos 1.500 millones de euros) que Alphabet apartó para hacer frente a la multa impuesta por la CE el pasado 20 de marzo y que ya es la tercera que el organismo europeo aplica a los propietarios de Google y Android en los últimos dos años.

En esta ocasión, el Ejecutivo comunitario consideró que Google ejerce una posición de dominio en el mercado de la publicidad en línea a través de su servicio AdSense for Search.

Al anunciar la multa en marzo, la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, explicó que Google impuso «cláusulas restrictivas» en contratos con páginas web de terceros que impidieron a sus rivales emplazar en ellas sus propios anuncios relacionados con búsquedas.

«Esto es ilegal bajo las normas antimonopolio de la UE», subrayó la comisaria, quien explicó que el comportamiento irregular duró diez años, de 2006 a 2016, durante los cuales la firma estadounidense «negó a otras empresas la posibilidad de competir en los méritos e innovar» y motivó que los consumidores acabaran pagando «precios más altos».

Bruselas ya había multado al gigante tecnológico por ir contra la libre competencia en dos ocasiones anteriores: un castigo récord de 4.343 millones de euros por utilizar su sistema operativo Android para reforzar la posición de dominio de su buscador, y una sanción de 2.424 millones de euros por abuso de dominio con su servicio Google Shopping.

En lo que va de año, los accionistas de Alphabet se han embolsado 9,5 dólares por título (un 28,7 % menos con respecto al mismo período del ejercicio anterior), y la empresa ha mantenido la deuda a largo plazo prácticamente sin cambios, con tan solo una ligera subida hasta los 4.066 millones de dólares con respecto a los 4.012 millones con los que cerró 2018.

«Hemos tenido un crecimiento robusto liderado por las búsquedas en el móvil, Youtube y la nube. Seguimos centrados y emocionados con las tremendas oportunidades de crecimiento en todos nuestros negocios», apuntó la consejera financiera de Alphabet, Ruth Porat.

Pese a las palabras de la directiva, los inversores en Wall Street no recibieron bien la desaceleración en el ritmo de crecimiento de la compañía, y las acciones de Alphabet se dejaban un 7,25 % hasta los 1.202,19 dólares por título en las operaciones electrónicas posteriores al cierre de los parqués.

Acerca de ProfesionalesHoy 26246 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy