Tsipras anuncia medidas de alivio fiscal centrado en la bajada del IVA

Atenas, 7 may (EFE).-El primer ministro griego, Alexis Tsipras, anunció este martes una serie de medidas de alivio fiscal que se aplicarán en los dos próximos años y que el Estado pretende financiar con los excedentes que ha acumulado por superar los objetivos fiscales del tercer rescate.

En una rueda de prensa que no había sido programada y en la que compareció junto al equipo económico de su gabinete, Tsipras anunció la reducción inmediata del IVA del 24 % al 13 % en la restauración, la alimentación y la bebida. El IVA de la luz y el gas también bajará del 13 % al 6 %.

A partir del próximo año el IVA reducido pasará del 13 % al 11 %.

Ha llegado la hora de que los que en los años de la crisis han ayudado con su esfuerzo puedan beneficiarse de la recuperación económica que empieza a sentirse, dijo Tsipras, quien reconoció que los ciudadanos todavía no han podido sentir en sus bolsillos el incipiente crecimiento.

Para el año próximo anunció además la subvención -por un tiempo limitado- de las cotizaciones a la seguridad social para todas aquellas empresas que contraten a jóvenes.

Será de un 80 % para las contrataciones de los menores de 25 años, y en un 25 % para los que tengan entre los 25 y los 29 años, todo ello supeditado a que el empleo sea a tiempo completo.

El anuncio de Tsipras se produce solo un día después de que el Gobierno presentase en el Parlamento un borrador de ley que contempla facilitar la devolución de deudas a Hacienda, a la Seguridad Social y a los municipios.

La ley prevé que todas las personas con ingresos inferiores a los 10.000 euros podrán devolver sus deudas hasta en 120 plazos.

Según el Gobierno, de las medidas podrán beneficiarse hasta 3,9 millones de personas, la mayoría con deudas inferiores a los 3.000 euros, y más de 100.000 empresas.

Tsipras presentó sus planes a la opinión pública tras hacerlo a las instituciones acreedoras que se encuentran desde el lunes en Atenas para lanzar la tercera evaluación del periodo posrescate.

El Gobierno ha argumentado que tiene suficiente margen financiero para aplicar estas medidas de alivio, ya que ha estado sobrecumpliendo los objetivos fiscales impuestos por los acreedores durante años y lo seguirá haciendo en los próximos.

Según el plan financiero presentado la semana pasada por el Ministerio de Finanzas, para el año en curso el Gobierno cuenta con que el superávit primario, que excluye el pago de la deuda, alcanzará el 4,1 % del PIB, seis décimas por encima de lo previsto.

Grecia se ha comprometido a generar superávit primarios del 3,5 % del PIB hasta 2022, y según el Gobierno superará este objetivo en cuatro décimas en 2020, en seis en 2021 y un 1,1 punto porcentual en 2022, lo que llevará a que hasta el final de ese periodo habrá una reserva de 5.500 millones de euros.

Como se trata de cálculos y no de dinero contante, el primer ministro anunció que, para tranquilidad de los acreedores, se ha abierto una cuenta especial en la que se depositarán 5.500 millones de euros procedentes del colchón financiero del que dispone Grecia (fruto del rescate) y que Tsipras cifró en más de 30.000 millones de euros.

Este dinero servirá «como garantía adicional» para que los acreedores sepan que siempre tendrán acceso «al dinero al que tienen derecho», dijo.

Amén de estas medidas de carácter meramente fiscal, Tsipras prometió restaurar la decimotercera paga de los jubilados -abolida en 2012- y anular el recorte de las pensiones de viudedad.

Los anuncios tienen lugar a menos de tres semanas de las elecciones europeas y locales y con las encuestas dando una amplia ventaja a la oposición conservadora.

Acerca de ProfesionalesHoy 28660 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy