Misión del FMI en Argentina dice no tener «temor» a que vuelva Cristina Fernández

Buenos Aires, 13 may (EFE).- El economista Roberto Cardarelli, líder de la misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) que realiza la cuarta revisión del plan económico firmado con Argentina en 2018, aseveró este lunes en Buenos Aires que el organismo no tiene «temor» a una posible vuelta de Cristina Fernández al poder.

«No tenemos ningún temor de nada», expresó en declaraciones a la prensa tras mantener una reunión con representantes de la Confederación General del Trabajo de la República Argentina (CGT), la principal central sindical del país.

Se trata de la cuarta vez que el FMI revisa el cumplimiento del acuerdo suscrito en mayo de 2018, cuando una fuerte caída de la moneda argentina llevó al Gobierno de Macri a solicitar ayuda con un programa que preveía un crédito de 56.000 millones de dólares en tramos hasta 2020.

Esta visita se da en medio del clima electoral por las elecciones presidenciales de octubre próximo, y con una situación marcada por los malos números estadísticos del país, en recesión y con una alta inflación, que en marzo llegó al 54,7 % interanual.

También por la falta de confianza de los mercados financieros, que se refleja en una alta prima de riesgo y en la constante caída del peso.

Consultado por la situación, Cardarelli consideró que «lo peor ha pasado».

«El crecimiento debería mejorar y la inflación debería bajar en los próximos meses. Claramente hay riesgos pero lo peor ya pasó», argumentó, y aventuró que «seguramente» los datos del segundo trimestre reflejarán que la economía comienza a crecer.

«Podría ser que el primer trimestre también. No fue tan malo como se podía esperar», subrayó.

De cara a los comicios, y consultado por una posible triunfo de Fernández, presidenta entre 2007 y 2015, de un perfil más proteccionista y crítica con el endeudamiento externo, Cardarelli se mostró tajante y dijo que no hay temor del organismo a su eventual vuelta.

Por el momento, la expresidenta no ha confirmado su candidatura.

En medio de la crisis, Macri invitó la semana pasada a los líderes de la oposición, del empresariado, de los sindicatos y la Iglesia a llegar a un acuerdo con 10 puntos «imprescindibles» para «despejar dudas» sobre el país, ya que el Ejecutivo cree que los inversores dudan del rumbo que tome la economía tras los comicios.

Entre otras cuestiones, el decálogo se refiere al pago de la alta deuda externa, incluido el préstamo del FMI, por lo que insta a lograr un compromiso con el «cumplimiento de las obligaciones» con los acreedores.

Sin embargo, el Ejecutivo no ha logrado aún acercar posturas con los adversarios más destacados.

El equipo encabezado por Cardarelli llegó el miércoles pasado a la capital argentina para mantener reuniones privadas con funcionarios del Gobierno de Mauricio Macri y el Banco Central, pero también, como es habitual en estas misiones, con representantes del sector privado, la educación y la sociedad civil.

Consultado por cómo fue la reunión con los representantes sindicales, el economista afirmó que fue un encuentro «muy útil, como las otras veces».

En caso de que el organismo dé el visto bueno, se realizará un nuevo desembolso del préstamo, que es del tipo «Stand-By», por lo que requiere de una fuerte intervención de la institución multilateral en las políticas económicas nacionales.

El acuerdo incluye un compromiso de alcanzar el equilibrio fiscal primario este año, es decir, el equilibrio de las cuentas públicas antes del pago de intereses.

La ultima revisión, que culminó con la autorización por parte del Directorio del FMI a desembolsar 10.870 millones de dólares, fue en febrero pasado, una agenda que incluyó encuentros con dirigentes de la oposición, sindicatos y empresarios.

Acerca de ProfesionalesHoy 26222 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy