El exjefe del FROB rebate a Guindos acerca del informe del FMI sobre Bankia

San Fernando de Henares (Madrid), 27 may (EFE).- El ex director general de política Económica y del FROB Antonio Carrascosa ha asegurado hoy en el juicio de Bankia que el FMI habla con el gobierno de turno cuando elabora un informe sobre una entidad financiera, en contra de los sostenido por el exministro de Economía Luis de Guindos, que negó presiones al organismo.

Carrascosa ha declarado hoy como testigo en el juicio que se sigue en la Audiencia Nacional por la salida a bolsa de Bankia, en julio de 2011, si bien no fue hasta enero de 2012 que se hizo cargo de la dirección general de Política Económica.

En julio de ese año se incorporó al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

Ante la sección cuarta de la Sala de lo Penal se ha referido a un informe que el Fondo Monetario Internacional elaboró en abril de 2012 sobre la situación de la banca española, en la que sin nombrarla expresamente mencionaba a Bankia como la entidad más vulnerable.

El FMI publicó un anticipo de ese informe antes de hacer publicas sus conclusiones definitivas, adelanto que el expresidente de Bankia Rodrigo Rato, achacó a las presiones del Gobierno español, y en concreto del entonces ministro de Economía, Luis de Guindos.

Lo afirmado por Carrascosa pone en entredicho lo expuesto por De Guindos durante su declaración como testigo, mediante videoconferencia desde Fráncfort, ya que el ahora vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE) aseguró el pasado 26 de marzo que «nadie del Gobierno de España pidió al FMI que adelantara las conclusiones de su informe».

Sin embargo, Carrascosa ha explicado que si el FMI publica un informe «tiene que estar de acuerdo con el gobierno de turno, si se publica antes, pues te pones de acuerdo con el gobierno, eso no es nada raro y es de pura lógica, estoy seguro de que en muchos casos ha sido así».

En aquel momento, en abril de 2012, ha relatado Carrascosa, hubo un almuerzo con el entonces subgobernador del Banco de España, Javier Aríztegui, y la que fuera directora adjunta del Departamento de Mercados Monetarios del FMI Ceyla Pazarbasioglu, que también debe prestar testimonio.

Pazarbasioglu le transmitió al término del almuerzo su gran preocupación por los resultados del análisis que el organismo había efectuado del sector financiero español, y que «no veía», aparte de la aprobación del decreto de febrero de ese año sobre saneamiento de entidades, «que mejorara nada».

Carrascosa ha descrito un contexto económico y financiero desastroso durante 2012, con la doble recesión y que «empeoraba cada vez más», pero ha defendido la gestión de las entidades financieras españolas, en particular las cajas de ahorros, en las que «se cometieron errores pero no hubo mala gestión».

La situación «era muy grave», ha señalado, y en el FROB «estábamos muy preocupados y mantuvimos una intensa y continua relación con Bankia, con reuniones y llamadas de teléfono», en las que se pedía «más exigencia y mas saneamientos».

Pero «no evolucionaba la cosa, se hablaba incluso de alguna fusión, eso creo que salió en la prensa, con alguna entidad que luego necesitó ayuda pública; se hizo lo que había que hacer, que era exigir credibilidad y acelerar las desinversiones y los saneamientos», ha añadido.

Tras el exdirector general del FROB ha comparecido la expresidenta del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC) y actual vicepresidenta de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Ana Martínez-Pina.

En 2013, el ICAC sancionó a Deloitte por faltas graves y ausencia de independencia en los servicios prestados para Bankia en su salida a bolsa, al haber ejecutado tareas de consultoría además de auditoría y que concluyó con una sanción de 10,4 millones de euros.

Martínez-Pina se ha limitado a reiterar los argumentos que justificaron la citada sanción, cuyo recurso ante el Tribunal Supremo por parte de Deloitte se encuentra paralizado hasta que se conozca la sentencia de Bankia.

El auditor tenía que haber hecho una serie de pruebas que no hizo, ha explicado, un trabajo adicional que no consta que se llevara a cabo; además, en algunos casos no se analizaron muestras sino «activos muy poco significativos», algo que impide extrapolar conclusiones.

También ha declarado hoy la expresidenta de la CNMV entre octubre de 2012 -un año y medio después de la salida a bolsa- y octubre de 2016, Elvira Rodríguez, que ha avalado el trabajo de Deloitte en Bankia que motivó la sanción del ICAC.

El juicio por la salida a bolsa de Bankia cumplió este domingo seis meses y ha sentado en el banquillo a Rato y a una treintena de directivos por presunta estafa a los inversores.

Acerca de ProfesionalesHoy 27923 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy