SIMA 2019, entre el enfriamiento económico, la nueva normativa y la tecnología

Madrid, 30 may (EFE).- La edición de este año del Salón Inmobiliario Internacional de Madrid (SIMA) oscila entre las cifras macroeconómicas, que apuntan a un enfriamiento del crecimiento económico en torno al 2 % para 2019, a la espera de las nuevas leyes que redacte el nuevo Gobierno entrante para regular el sector, y las nuevas versiones de domótica.

El mercado inmobiliario se adentra para los organizadores de esta Feria, que se celebra en el Pabellón de Ifema desde hoy hasta el próximo domingo, en «un nuevo ciclo», a pesar de los indicadores recogidos en 2018 que muestran un 11 % más de hipotecas (según el INE), un 9% más de compraventas (Colegio de notarios y registradores) y un 25% más en visados de obra nueva (Ministerio de Fomento).

Durante el enfriamiento de nuestra economía, que «comportaría la expulsión de potenciales compradores y el retraimiento de potenciales inversores», «el empleo se vería afectado, y, por tanto, la salud del sector», han analizado los organizadores del SIMA.

Por ello, una de las soluciones más comentadas en esta edición es la colaboración público-privada para dar un empujón al sector, pero también necesario para lo que se ha identificado como una crisis de acceso a la vivienda en el segmento de población de entre los 25 y los 35 años.

En este marco, se encuadrarían el anuncio de la secretaria general de Vivienda, Helena Beunza Ibáñez, para desarrollar una estrategia nacional para el sector, que incluya una ley de vivienda que garantice la igualdad de acceso y la puesta en marcha del alquiler asequible a través de fórmulas público-privadas.

Iniciativa que se ha plasmado en la presentación, con el ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, de Sepes (la Entidad Pública Empresarial de Suelo) de las más de 5.700 viviendas repartidas en Ibiza, Valencia, Sevilla, Málaga, Madrid, Ceuta y Melilla, a fin de impulsar la vivienda pública con alquiler asequible.

En cuanto a las reglas del juego, SIMA resalta la aprobación de dos leyes clave para la actividad: la nueva ley de crédito inmobiliario (que regula la solvencia de los solicitantes de una hipoteca) y el real decreto-ley de medidas urgentes en materia de vivienda y alquiler (sobre las condiciones de acceso a la vivienda).

Pero tras cuatro citas electorales todavía recientes, se abre un nuevo marco regulatorio y desde los inversores, más concretamente las socimis (Sociedades Cotizadas de Inversión en Mercados Inmobiliarios), se pide al nuevo Ejecutivo «cordura», «sentido común» y unas reglas del juego claras en materia fiscal.

Pero el sector también ha cambiado el modelo de gestión, de uno basado en el producto a otro basado en el cliente y, ahí, es donde entran en juego los 25.000 asistentes que acudirán a la feria y cuyo perfil medio tiene entre 36 y 55 años (un 50%), unos presupuestos que oscilan entre los 240.000 y 360.000 euros (el 18 %) e incluso más de 360.000 euros (un 20 %).

En cuanto al tipo de vivienda que se busca, como norma general es una vivienda principal (73%), mientras que el 8 % busca una casa en la playa y el 13 % una vivienda como inversión.

Por regiones, la Comunidad de Madrid sigue liderando la oferta, ya que concentra del 57 % de las promociones que se comercializarán en la edición de este año, seguida de Alicante y Málaga (ambas con el 13 %), Guadalajara (4 %), Almería e Islas Baleares (ambas con el 3%), Valencia y Cádiz (ambas con el 2%), de acuerdo con la información facilitada por los expositores.

Paralelamente a la celebración de la Feria tradicional se producirán eventos alternativos como el SIMAlab, centrado en una vivienda energéticamente sostenible que muestra como una residencia puede ser respetuosa con el medio ambiente.

Un espacio en el que se ha hablado del hogar del futuro y donde se observan los avances en domótica y la mejora de la calidad de vida que supone el desarrollo tecnológico.

Pero la tecnología no sólo está al servicio del comprador, sino también del vendedor, y el SIMA también será un evento para conocer tendencias como PropTech -aplicaciones móviles que gestiona los activos de las empresas- la llegada del crowdfunding, que ha favorecido la entrada de nuevos actores en el mercado; el llamado internet de las cosas o la realidad virtual que permiten a las inmobiliarias mostrar su futura casa a un potencial comprador.

Otra de las novedades que los asistentes han podido observar es el SIMA Academy, un espacio donde arquitectos, aparejadores o registradores asesoran a los asistentes para que puedan valorar todos los aspectos relativos a la adquisición de una vivienda, mediante charlas divulgativas, ponencias o presentaciones sobre decoración e interiorismo.

Pero ni el cambio de regulación ni el Gobierno entrante, ni el enfriamiento del crecimiento económico ni el uso de la realidad virtual afectan a aquellos como Antonio que asiste al SIMA, simplemente «para encontrar un piso fuera de Madrid» porque, según él, «ya está aburrido de la capital».

Acerca de ProfesionalesHoy 26639 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy