Altos mandos del Banco de España en Bankia cierran la ronda de testificales

Madrid, 2 jun (EFE).- El juicio por la salida a Bolsa de Bankia encara este lunes su penúltima sesión de testificales con la declaración del jefe del grupo de supervisión del Banco de España en la entidad desde septiembre de 2011, José Antonio Gracia, superior inmediato del inspector crítico con la viabilidad de BFA.

Si bien el calendario podría experimentar algún cambio por las continuas renuncias de las partes a sus testigos, para el miércoles está prevista la comparecencia del ex director general de Regulación del organismo Julio Durán, firmante del «informe de Navalcarnero» que consideraba suficiente el «colchón» del que disponía Bankia en el momento de la salida a Bolsa.

Desde que el pasado 20 de marzo diera comienzo esta fase, han sido varias las alusiones a Gracia en relación a los polémicos correos del inspector José Antonio Casaus.

En uno de ellos, incorporado a la causa a instancias de la Confederación Intersindical de Crédito (CIC), el técnico desaconsejaba a su superior aprobar el plan de saneamiento porque el cálculo era insuficiente y la generación no reflejaba la realidad del negocio, por lo que la matriz, BFA, arrojaba unos recursos propios negativos al cierre de 2011.

Propuesto, entre otros, por la defensa del expresidente de Bankia Rodrigo Rato, Julio Durán detallará los pormenores del escrito remitido por el Banco de España a un juzgado de la localidad madrileña de Navalcarnero en diciembre de 2016 en el marco de una demanda civil, en el que el regulador daba por buenas las provisiones de 3.000 millones de euros.

Sin embargo, no valoraba las cuentas presentadas por el banco para el salto al parqué de julio de 2011, ni ninguno de los trabajos elaborados por los peritos judiciales, tal como puntualizó el organismo después de que trascendieran públicamente las conclusiones.

En el calendario de mañana figuran además dos integrantes del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC), Javier Azcárate en nombre del Banco de España, y José Luis Cea, representante del Tribunal de Cuentas, ambos a petición del socio auditor de Deloitte, Francisco Celma.

Los cuatro cerrarán la prueba testifical, en la que no intervendrán otros nombres más mediáticos como el actual consejero delegado de Bankia, José Sevilla, o el presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), José María Roldan, de los que han desistido las defensas.

A pesar de que la presidenta de la sala, Ángela Murillo, pretendía adelantar al 10 de junio los peritajes, fuentes jurídicas apuntan que en esa semana finalmente podría no programarse sesión alguna por problemas a la hora de emplazar a los expertos.

La Fiscalía Anticorrupción ya ha propuesto dividir en tres bloques temáticos las periciales, entre las que se encuentran dos informes de la Intervención General del Estado (IGAE), uno sobre las inspecciones sobre Caja Madrid, y otro sobre las conclusiones de auditoría y los estados financieros de la entidad y de BFA.

Contra la admisión del primero de ellos se ha pronunciado el letrado de Rato, que en un escrito al tribunal, al que ha tenido acceso Efe, pide que no pueda ser ratificado al haberse aportado por el Ministerio Fiscal «extemporáneamente».

Anticorrupción solicita para el exministro y los otros tres antiguos administradores de Bankia -José Luis Olivas, José Manuel Fernández Norniella y Francisco Verdú- penas de hasta cinco años de prisión por estafa a inversores.

Delito que se suma al de presunta falsedad contable que atribuyen las acusaciones particulares y populares para una treintena de exdirectivos de la entidad y su socio auditor, para los que reclaman hasta doce años de cárcel.

Acerca de ProfesionalesHoy 28672 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy