IATA insta a mantener criterios regulatorios unificados tras el caso del 737

Seúl, 3 jun (EFE).- La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) subrayó este lunes lado la necesidad de mantener criterios unificados en materia regulatoria tras el caso del 737 MAX y con la aprobación de resoluciones que abarcan aspectos medioambientales.

La necesidad de revisar los procesos de certificación de cara a evitar discrepancias como las vistas tras los accidentes de octubre y marzo de ese modelo de avión de la estadounidense Boeing han sido un tema recurrente durante la 75 Asamblea General de la IATA, celebrada este año en Seúl.

El vicepresidente de seguridad y operación de vuelos de IATA, el mexicano Gilberto López Meyer, destacó hoy la solidez que ha mostrado hasta ahora el modelo para garantizar la seguridad de los vuelos.

«Esta industria ha estado basada en el reconocimiento recíproco. Uno puede volar a otros países basándose en una certificación única», dijo López Meyer en rueda de prensa.

Aunque finalmente el 737 MAX ha quedado vetado en los cielos de la mayor parte del mundo, la aparente falta de consenso de los distintos reguladores tras los dos accidentes que dejaron 346 muertos y ni un solo superviviente han puesto en duda el mencionado marco y sacado a la luz aparentes discrepancias.

El propio director general y consejero delegado de IATA, Alexandre de Juniac, ya destacó este escenario en la jornada inaugural, cuando reconoció que «la gente se quedó confusa cuando las decisiones de dejar el avión en tierra se sucedieron en algunos mercados, mientras que en otros la cosa siguió como si nada».

«Este incidente inusual y sin precedentes podría poner (este sistema) en peligro. Queremos pensar que esto va a ser una situación temporal, porque esta industria no puede trabajar si no contamos con el sistema que se erigió a partir de 70 años de trabajo conjunto», recalcó hoy López Meyer en la última jornada de esta asamblea anual.

En mayo Boeing terminó de actualizar el software del 737 MAX y dijo que espera acordar con la Administración de Aviación Federal de Estados Unidos (FAA) una fecha para un vuelo de prueba final y completar así todo el proceso de certificación, por lo que algunos creen que el aparato podría estar operativo como pronto en agosto.

«El plan a corto plazo es volver a poner en servicio el avión de manera segura, pero a medio-largo plazo tiene que haber una revisión a fondo del sistema de certificación y creemos que IATA e ICAO (la Organización de Aviación Civil Internacional) deberían tomar la iniciativa junto a los reguladores», añadió López Meyer.

A su vez, el vicepresidente de IATA confirmó que la reunión prevista de aquí a mes y medio para armonizar la reincorporación del 737 MAX al servicio incluirá a distintos reguladores, además de a compañías aéreas y fabricantes de aeronaves.

Acerca de ProfesionalesHoy 26535 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy