La venta de coches cae en mayo un 7,3 % por las dudas sobre el diésel y las elecciones

Madrid, 3 jun (EFE).- Las matriculaciones de turismos y todoterrenos en España en mayo descendieron un 7,3 % en comparación con el mismo mes de 2018, hasta 125.625 unidades, en un periodo de mayor incertidumbre para el consumidor pues a la controversia del diésel se sumaron las citas electorales.

Las convocatorias electorales del 28A (generales) y del 26M (autonómicas, municipales y europeas) han contribuido a intensificar la curva descendente en la venta de turismos, según las patronales de fabricantes (Anfac), de vendedores (Ganvam) y de concesionarios (Faconauto).

Las matriculaciones, según estas mismas fuentes, recuperan de nuevo la tendencia a la baja iniciada en septiembre del año pasado, que tuvo la excepción el pasado mes de abril gracias al impulso de las empresas de alquiler por el efecto estacional de la Semana Santa.

En mayo, el canal de particulares perdió el 11,2 % de sus ventas (54.485 unidades), el noveno mes de retroceso consecutivo, y el de compañías de alquiler disminuyó un 11 % (34.054 coches).

Las cinco grandes compañías del «rent a car» atribuyen esta merma al efecto calendario de las vacaciones de los turistas alemanes, que suponen el 10 % de la demanda y que este año deciden sus días de descanso previos al verano en junio en lugar de en mayo.

Solo las empresas ayudaron a frenar la caída con su renovación de flotas y sin miedo a motorización alguna (diésel), con un repunte en mayo del 3,6 % (37.086 unidades).

Precisamente la «amenaza» sobre fiscalidad y emisiones de los motores diésel han vuelto a restar interés en mayo por parte del consumidor.

Los turismos diésel retrocedieron un 25,6 % (12.266 menos que en mayo de 2018) y acumulan una caída del 28,45 % en los cinco primeros meses (62.945 unidades menos que en el mismo periodo del año pasado).

La matriculación de coches de gasolina, en cambio, se ha incrementado un 4,11 % entre enero y mayo (13.603 unidades más), impulsada por el auge de los SUV o «todocaminos».

Los datos aportados este lunes por las patronales señalan que en los cinco primeros meses del año las ventas de turismos y todoterrenos han caído un 5,1 %, con 561.953 unidades matriculadas, de las que 59.022 corresponden a eléctricos, híbridos, hidrógeno o gas, éstos con un repunte del 47,6 %.

Entre enero y mayo, las entregas de vehículos a particulares han caído un 11,1 % (245.037 unidades) y un 4,1 % a las alquiladoras (141.123), mientras que el canal de empresas frena el desplome con una subida interanual del 3,8 % (175.793).

En cuanto al panorama para el resto del año, los fabricantes (Anfac) esperan un periodo largo de estabilidad política «que dé confianza y certidumbre» a los consumidores.

Los concesionarios (Faconauto), que acumulan buena parte de sus ventas anuales en los meses de verano, cifran las matriculaciones en 1,2 millones de unidades para este ejercicio y también para el siguiente, lo que califican de «mala noticia» y que justifican por la no renovación del parque.

Para la patronal de vendedores (Ganvam) resulta necesario que en los próximos meses «se comience a ver políticas que propicien estabilidad» al sector y «confianza y seguridad» en los consumidores.

También la Asociación Nacional de Comerciantes de Vehículos (Ancove) ha mostrado su rechazo a lo que llama «mensajes alarmistas» en contra de los vehículos térmicos.

Opina que hay que apoyar, mediante planes de ayuda, la sustitución de los vehículos más antiguos por otros más modernos (nuevos o seminuevos) que incluya la gasolina y el diésel ante la dificultad de algunos propietarios de comprar coches alternativos o nuevos.

Acerca de ProfesionalesHoy 26592 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy