El transporte aéreo resiste la competencia del AVE y sigue ganado pasajeros

Madrid, 16 jun (EFE).- El transporte aéreo dentro de España resiste la competencia del tren de alta velocidad (AVE) y sigue creciendo en pasajeros, impulsado aún más en los dos últimos años por el aumento del 50 % al 75 % del descuento que se aplica en vuelos de residentes de las islas y de Ceuta y Melilla.

La crisis económica y la entrada en funcionamiento de diversas líneas de AVE hicieron que este mercado fuese el de peor comportamiento hace unos años, entre 2011 y 2014, pero su sostenida recuperación a partir de entonces ha permitido que finalizara 2018 con 40,2 millones de pasajeros, un 40,6 % más que en 2013.

En 2014, el tráfico aéreo nacional, el que más se había resentido con la crisis, empezó a mostrar palpables signos de recuperación, advirtiéndose un cambio de tendencia, con primeros aumentos en el número de pasajeros desde 2011.

En aquel ejercicio, se registró un crecimiento del 2,1 %, hasta los 29,2 millones de pasajeros, frente a una caída del 13,9 % de un año antes (28,6 millones), aunque también es cierto que el avión para desplazamientos internos se vio superado por primera vez en volumen de viajeros por el tren de larga distancia, situación que se volvió a invertir a mediados de 2015.

Ese año, el tráfico aéreo interior aumentó un 6,3 %, hasta superar los 31 millones de pasajeros, mientras que en el ejercicio siguiente, la subida fue del 8,7 %, con un total de 33,8 millones.

En 2017, se contabilizaron 36,5 millones de pasajeros en vuelos internos, un 8,2 % más, y fue especialmente llamativo el incremento del tráfico interinsular, alimentado por el incremento del 50 % al 75 % en las bonificaciones a residentes en estas rutas.

Los vuelos interinsulares ganaron ese año un 19,4 % de viajeros (4,4 millones) frente a incrementos del 7,2 % en los peninsulares y del 8,2 % en los realizados entre la península y el resto de territorio.

El alza del tráfico interinsular se mantuvo en 2018 gracias, además de por el aumento de la subvención al residente, a la entrada de nuevas compañías en este mercado.

Entre enero y diciembre de 2018, el tráfico aéreo dentro de España creció un 10,1 %, hasta 40,2 millones de pasajeros, destacando de nuevo los vuelos interinsulares, con un repunte interanual del 20,5 % (5,3 millones de pasajeros), mientras que los peninsulares registraron un 8,1 % más de clientes (16,1 millones) y los que enlazan la península con el resto de territorio, un 9,2 % más (18,9 millones).

La tendencia se mantiene durante el presente ejercicio, aunque con un ritmo de crecimiento más moderado que fue del 7,1 % hasta abril y del 7,2 % ese mes, en el que el transporte aéreo sumó cerca de 3,6 millones de viajeros.

Entre enero y abril, los vuelos interinsulares acumulan un incremento del 9,4 %; los peninsulares, del 4,6 %, y los que enlazan la península con el resto de territorio, del 9 %.

En el primer trimestre de 2019, el tráfico aéreo dentro de España creció un 7,1 %, hasta 9,1 millones de pasajeros, de los que 4 millones volaron en rutas peninsulares (un 7 % más); 3,9 millones, en las que unen la península con el resto de territorio (un 6,9 % más), y 1,2 millones entre islas (un 7,9 % más).

El tráfico aéreo continúa, así, superando al tren que, en abril registró 2,9 millones de viajeros, un 4 % más, en tanto que, en el primer cuatrimestre, tuvo un crecimiento interanual del 2 %, con un repunte del 3,9 % en AVE y un descenso del 1,4 % en el resto de líneas ferroviarias de larga distancia.

Acerca de ProfesionalesHoy 26602 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy