Ecuador invita a inversores españoles a creer en su potencial de desarrollo

Quito, 18 jun (EFE).- Ecuador invitó este martes a los empresarios españoles a creer en su potencial de desarrollo, toda vez que el país se ha abierto al mundo, ha reestructurado su ordenamiento jurídico para fortalecer la seguridad a la inversión y transparentado su deuda y sus finanzas.

Así lo dijeron diversos funcionarios ecuatorianos que hoy participaron en el primer «Partenariado Multilateral para el Desarrollo España-Ecuador», como el vicepresidente del país, Otto Sonnenholzner; el ministro de Comercio, Pablo Campana; y el de Finanzas, Richard Martínez.

«Ecuador hace dos años era un tren de alta velocidad hacia Caracas, pero se ha cambiado el rumbo sin descarrilarlo y eso no es fácil de decir. Les necesitamos para llegar a destino», dijo el vicepresidente ante una veintena de empresarios españoles y más de medio centenar de ecuatorianos.

Aseguró que «Ecuador es hoy un país de oportunidades» y «desde el Gobierno estamos impulsando otras nuevas».

El Partenariado, el primero que el ICEX convoca en Ecuador para impulsar las relaciones comerciales entre los dos países, se produce en un momento crucial para el país, que después de diez años de gobierno del anterior presidente Rafael Correa (2007-2017) se ha abierto al mundo y trata de transmitir una nueva imagen que aliente la inversión privada.

El encuentro estuvo encabezado por la secretaria de Estado española de Comercio, Xiana Méndez, quien alentó a «reforzar los lazos de comercio y de inversión» entre los dos países.

En estas dos jornadas, subrayó la secretaria de Estado, las empresas de ambas naciones van a tener la oportunidad «de conocer sus potencialidades y fortalezas» y «explorar vías de colaboración para desarrollar proyectos conjuntos y estratégicos en Ecuador».

La reunión, que se prolonga hasta el miércoles, se enfoca en cuatro sectores específicos de interés para los dos países: agua, energía, infraestructura y agroindustria.

El embajador español en Ecuador, Carlos Abella y de Arístegui, destacó en su intervención que el año pasado hubo un intercambio comercial de 1.254 millones de dólares, y una inversión de 1.700 millones de dólares.

Con una deuda abultada del anterior gobierno, Ecuador se ha lanzado en los últimos dos años a la búsqueda de inversiones para alentar sus motores de desarrollo y buscar nuevas vías que vengan impulsadas desde el sector privado.

«Hemos entendido que el dogmatismo ha hecho mucho daño a Ecuador y que en los últimos años lo radical de un lado y otro, ha superado a lo racional», destacó el vicepresidente ecuatoriano, para quien «España ya está involucrada de lleno en el desarrollo del país».

El titular ecuatoriano de Finanzas, Richard Martínez, hizo una presentación de la evolución económica de su país y de la creciente confianza que va cosechando en los mercados internacionales.

Una confianza que la pasada semana ha permitido reestructurar su deuda más inmediata y, hace unos meses, obtener préstamos por valor de 10.000 millones de dólares de organismos internacionales de los que hasta hace dos años solía mantener distancia.

«Los créditos de los organismos multilaterales no solo tienen un valor económico, sino también institucional, porque nos requieren criterios de transparencia», destacó en ese sentido el ministro, a cargo de la reestructuración financiera.

Martínez adelantó que «a partir de ahora, vamos a trabajar en reformas estructurales y no coyunturales» y aseguró que el Gobierno de Lenín Moreno busca no poner en peligro «la creación de empleo y el desarrollo».

Un argumento que avaló la secretaria de Estado española al describir a Ecuador como «un país de futuro», cuyo «Gobierno va poniendo las bases para una apertura económica más decidida y para un crecimiento más sólido y sostenible».

Méndez, que antes de asumir su cargo actual se desempeñaba como agregada comercial de la Embajada de España en Ecuador, aseguró que «el libre comercio y la apertura económica con las reglas transparentes y justas son el motor de crecimiento».

En la cita hispano-ecuatoriana también participó la secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan, quien llegó al país para encabezar el «XIII Encuentro de Economistas CAF-SEGIB».

Grynspan se mostró optimista por lo que consideró una «mayor conciencia» de la necesidad de buscar una «mayor convergencia y mucha más integración regional para alentar el desarrollo», y habló del potencial de un futuro acuerdo entre la UE y Mercosur.

Acerca de ProfesionalesHoy 26592 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy